Deporta EU a alemán, quien fue guardia en un campo de concentración nazi

Redacción

Un hombre quien vivía en Tennessee y que formó parte de un campo de concentración durante la Segunda Guerra Mundial, fue deportado a Alemania, a fin “de obtener un poco de justicia, aunque tardíamente, para las víctimas de la persecución nazi”, anunció en un comunicado el Departamento de Justicia de Estados Unidos.

La jueza de inmigración estadounidense, Rebecca L. Holt, emitió el fallo después de dos días de proceso, en el que se determinó su participación con la Alemania nazi en 1945, como guardia armado de prisioneros en campos de concentración de Neuengamme.

Según el comunicado, Friedrich Karl Berger “era parte de la opresiva máquina de las SS”, y operaba particularmente en uno de los campamentos cerca de Meppen, donde judíos, polacos, rusos, daneses y otros opositores políticos del régimen nazi, estaban sujetos a condiciones “atroces”, sometidos a trabajar “hasta el punto de agotamiento y muerte”.

A finales de marzo de 1945, los nazis abandonaron dicho campamento debido al avance de las fuerzas británicas y canadienses, por lo que los prisioneros fueron escoltados a Neuengamme bajo vigilancia de Friedrich, quien admitió que 70 de los presos murieron en el trayecto.

El ex guardia aún recibía una pensión por su trabajo con los nazis, por lo que llama “su servicio de guerra”, refirió el Departamento de Justicia.

Cabe mencionar que en 1979, el gobierno estadounidense creó un programa dedicado a la búsqueda y expulsión de los antiguos nazis instalados en Estados Unidos y, desde entonces, han deportado a 67 personas.

“Este caso es solo un ejemplo del compromiso del Servicio de Inmigración y Aduanas de los Estados Unidos de garantizar que Estados Unidos no sirva como un refugio seguro para los violadores de los derechos humanos y los criminales de guerra”, dijo el subdirector David C. Shaw, del Servicio de Inmigración y Aduanas de los Estados Unidos.