Lectura del santo Evangelio según San Lucas 11:29-32

Lectura del santo
Evangelio según
San Lucas 11:29-32

En aquel tiempo, la multitud se apiñaba alrededor de Jesús y éste comenzó a decirles: “La gente de este tiempo es una gente perversa. Pide una señal, pero no se le dará más señal que la de Jonás. Pues así como Jonás fue una señal para los habitantes de Nínive, lo mismo será el Hijo del hombre para la gente de este tiempo.
Cuando sean juzgados los hombres de este tiempo, la reina del sur se levantará el día del juicio para condenarlos, porque ella vino desde los últimos rincones de la tierra para escuchar la sabiduría de Salomón, y aquí hay uno que es más que Salomón.
Cuando sea juzgada la gente de este tiempo, los hombres de Nínive se levantarán el día del juicio para condenarla, porque ellos se convirtieron con la predicación de Jonás, y aquí hay uno que es más que Jonás.
Palabra del Señor.

Jesús, nuestro Dios, señala la perversión de la gente de nuestro tiempo. No es lo mismo la debilidad en el actuar que la perversión. En la perversión hay maldad, se hace algo malo con conocimiento de causa y por decisión personal. La perversión de la gente está en que buscan a Dios solo por milagros, para obtener cosas de Dios. No les importa servir y obedecer a Dios, solo lo buscan por interés.
Dios quiere que tu lo sigas, que lo obedezcas en cómo llevas a tu familia, en que te cases y dejes de vivir en fornicación (unión libre), que no te conviertas en un asesino (a) matando a un niño por nacer, que no distorsiones los planes que Dios tuvo para ti al hacerte varón o mujer, que no alimentes odios y rencores en tu corazón que te limitan y no te permiten hacer el bien.
Es importante que tú mismo te plantees: ¿Con qué intención te acercas a Jesús? ¿Qué buscas de él?. Jesús busca que lo escuches y camines por los senderos de la voluntad del Padre celestial, que acojas el anuncio del Reino que te llega a través de la comunidad de sus discípulos: la Iglesia.
En esta cuaresma escucha la voz de Jesús que te invita a convertirte.

 

 

 

 

 

 

Los comentarios y puntos de vista expresados en esta página son cortesía y responsabilidad de quien los escribe, además de que no representan necesariamente el punto de vista de Sociedad Editora Arróniz