Mueren tres personas tras derramar hielo seco en una piscina

Redacción

Tres personas murieron y siete más fueron trasladadas al hospital, debido a que sufrieron quemaduras severas luego de arrojar hielo seco a una piscina durante una fiesta en Rusia.

Los hechos ocurrieron el viernes, durante una fiesta de cumpleaños realizada por una famosa bloguera, de nombre Ekaterina Didenko, quien celebraba su cumpleaños 29 en un club de baños de Moscú.

En la fiesta había 18 personas y algunos otros invitados, quienes creyeron sería buena idea arrojar 25 kilogramos de hielo seco a la piscina, para realizar un efecto de humo.

Sin embargo, la idea resultó ser fatal pues tres personas murieron y siete más resultaron con quemaduras severas debido a las bajas temperaturas que alcanza, provocando quemaduras químicas graves.

En un video grabado durante la celebración, se aprecia cómo los invitados, portando trajes protectores y máscaras, vierten hielo seco en el agua y después saltan a la piscina.

Dos de los invitados identificados como Natalia Monakoba y Yuri Alferov, ambos de 25 años, murieron en el lugar por edema pulmonar, así como también Valentin Didenko, de 32 años, quien era esposo de Ekaterina, informó el sitio de noticias Ria.ru.

Después del trágico accidente, Didenko publicó en su cuenta de Instagram una serie de mensajes en los que ofreció disculpas, pero fue criticada duramente por usuarios, quienes la acusaron de la muerte de las personas y de no tener profesionalidad.

Por su parte, el Comité de Investigación ruso abrió una investigación contra la mujer por la presunta responsabilidad en la muerte de las tres personas.

Es importante mencionar que el hielo seco tiene una temperatura de sublimación de −78.5 °C, lo que puede congelar la piel, causando quemaduras químicas.

Además, hace que el aire quede saturado con niveles tóxicos de dióxido de carbono, lo que provoca asfixia.