Héctor Brambila, fenómeno del Atlas

Tomás Setién Fernández
El Mundo de Córdoba

Todo un caso el del ex arquero fenomenal del equipo Atlas, Héctor Brambila, registrado como uno de los mas grandes porteros del cuadro amigo íntimo del balón, todo un tío de la portería, que tuvo su debut antes de cumplir los 20 años de edad, dentro del máximo circuito del futbol profesional mexicano, habiendo sido el jugador clave en aquella victoria de su equipo ante el Toluca, en calidad de fuereño, siendo tan cumbre su actuación, que la porra que acompaño al Atlas al Estado de México, lo sacó cargado en hombros, como aquellos toreros sabios y triunfantes.
Mas un solo partido se convirtió en su waterlopo, dentro de aquella eliminatoria que se verifico en Haití de Papá Duvalier, contendiendo la Selección Mexicana de Futbol dentro de un Hexagonal, buscando asistir al Mundial de Alemania en el año de 1974.
Nuestro representativo combinando los yerros, con una goleada a favor, la dada por ocho goles contra cero sobre Antillas Holandesas, llegó a aquel partido ante la Selección de Trinidad y Tobago cuyo significado para el portero Brambila fue de puro fatalismo, terminando los nuestros por perder y por la vía de una goleada, cuatro tantos por nada.
Héctor llevando al cabo su único partido en que nada le salió bien,nunca pudo ser perdonado por la afición mexicana, haciéndolo responsable de la eliminación azteca con rumbo a la Copa del Mundo del 1974.
Brambila retornaría al Atlas, inclusive siendo base para uno de sus múltiples ascensos a la Primera.