Desaparece comerciante

Leobardo Lima
Diario El Mundo

Orizaba.- Familiares de Francisco N. denunciaron ante la Fiscalía Especializada para la Atención de Denuncias por Personas Desaparecidas en Córdoba, su privación ilegal de la libertad ocurrida el pasado martes cuando circulaba en su automóvil sobre la autopista en el tramo Río Blanco – Orizaba.
De acuerdo a la familia, el comerciante fue detenido por elementos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), el pasado martes alrededor de las 11:00 horas, cuando Francisco conducía una camioneta Mazda CX9 gris modelo 2009, placas YLZ-397-A del estado.
De pronto fue interceptado por una patrulla, presuntamente de Seguridad Pública, de la cual descendieron varios uniformados y luego de dialogar con el conductor, procedieron a escoltarlo junto con otra unidad oficial en dicha camioneta y se retiraron, sin que hasta el momento se conozca su paradero.
Sus familiares al tener conocimiento que supuestos policías estatales se lo habían llevado, acudieron a las instalaciones de la delegación de Seguridad Pública de Los Colorines en el municipio de Nogales, así como en el Mando Único de Córdoba, pero les negaron cualquier tipo de información acerca de su detención.
Hasta el momento la Secretaría de Seguridad Pública no ha emitido un comunicado al respecto, ante los señalamientos de la familia, la cual ha señalado que existe un video de una cámara de vigilancia particular, en el que se observa la camioneta siendo custodiada por los policías, presuntamente de la SSP.

‘Plagian’ a jubilada
Ayer trascendió que una jubilada del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) fue privada de su libertad por hombres armados cuando se encontraba en unos predios de su propiedad ubicados en la colonia Rincón Chicola, del municipio de Mariano Escobedo.
La mujer identificada como Socorro “N”, de 65 años de edad, con domicilio en la colonia El Espinal de la ciudad de Orizaba, habría sido secuestrada luego de supervisar una construcción en uno terrenos en dicha colonia, en donde fue interceptada por hombres armados, quienes se la llevaron a bordo de su propia camioneta.
Hasta anoche ninguna autoridad ministerial había sido notificada de este caso, en el que presuntamente los plagiarios ya contactaron a la familia de la víctima para exigir una determinada cantidad de dinero a cambio de devolverla sana y salva.