¡Peligran los Juegos!

Agencias

Dick Pound, miembro del Comité Olímpico Internacional (COI), habló acerca del conflicto del coronavirus y explicó que se estima que se tomarán un plazo de tres meses para decidir el futuro de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, previstos del próximo 24 de julio al 9 de agosto.
Esta situación se planteó a partir del avance de la enfermedad y en especial por los nuevos casos registrados en Europa. El dirigente olímpico lo expresó en una entrevista con una agencia de deportes y si bien trató de transmitir calma, reconoció que es real el riesgo de la cancelación de los Juegos.
Pound aceptó que les genera incertidumbre esta propagación del virus, pero que el COI dependerá de las consultas con la Organización Mundial de la Salud (OMS) antes de tomar cualquier decisión.
“Es una decisión muy, muy importante y no puedes tomarla hasta que tengas datos fiables en los que basarla”, dijo Pound, que además explicó: “No se pospone algo del tamaño y de la envergadura de los Juegos. Hay tantas partes implicadas, tantos países y diferentes temporadas competitivas y la televisión… No puedes decir simplemente: ‘Lo haremos en octubre”, reconoció. Incluso, si se llega al punto de no seguir adelante por la expansión del coronavirus, Pound reconoció que “probablemente hubiese una cancelación”.
En la charla con el dirigente explicó que no barajan trasladarlos a otro país: “Mover el lugar es difícil porque hay pocos lugares en el mundo que puedan tener instalaciones preparadas para un evento así en tan poco tiempo”, dijo Pound. Y agregó: “Esta es una nueva guerra y hay que lucharla. Alrededor de fines de mayo, diría que tendremos que preguntarnos: ‘¿Esto está bajo suficiente control para viajar con confianza a Tokio o no?’”.
La mirada del COI está concentrada en cómo se está multiplicando el virus y Pound fue claro en su mensaje: “Tenemos como dos meses para tomar la decisión. Faltan muchas cosas en cuanto a seguridad, suministros de comida, la Villa Olímpica, los hoteles. El personal de los medios debe estar ahí para armar los estudios de televisión. Y si se llega a un punto que no es posible, no descarto la idea de considerar una cancelación’’.
Ayer, China reportó 508 nuevos casos y otros 71 fallecimientos.