Suben hasta 30% precios de alimentos

Adriana Estrada
Jéssica Ignot
El Mundo de Orizaba

En vísperas de la Cuaresma, los precios de los alimentos comenzaron a elevarse.
El jitomate, que hasta hace apenas unos días estaba a entre 18 y 20 pesos, subió hasta a 35 pesos el kilogramo, mientras que el huevo, que el año pasado estaba a 24 pesos el kilo, ahora está a 34 pesos.
El precio de la pechuga de pollo ha tenido incrementos constantes desde finales del año pasado, llegando a costar ahora a 100 pesos el kilo, aunque según la Profeco, en algunas zonas del país se compra en hasta 141 pesos.
A la par, los alimentos de mayor demanda en estos días de Cuaresma, como la calabacita, ejotes, brócoli, chayote, cebolla, naranja, tomate y mango, espinacas y acelgas, en algunos casos experimentan aumentos de hasta 30% según locatarios de los mercados Melchor Ocampo y Emiliano Zapata, quienes prevén que elpreciode vegetales y frutas suba los próximos días.
La leche, refresco y azúcar también subieron de 2 a 3 pesos.

¿Estanflación
a la puerta?
Luis Ramón Pérez Lezama, director de investigación y docencia económica en el grupo de consultoría Saver, estima que los precios de los productos y servicios van a continuar subiendo hasta el verano de 2020 y el crecimiento no va a mejorar, lo que coloca a México frente a una potencial estanflación económica en este año. Es decir, habrá un estancamiento de la actividad económica y un incremento de precios.
Señaló que se está viendo un pronóstico cercano al 4 por ciento de inflación para este año y un crecimiento menor al .5 por ciento, lo cual habla de un panorama económico recesivo. “El escenario que vemos de afectación a las familias es muy fuerte, y ya viene Semana Santa con más alzas”, advirtió.