‘Detención de jefe de plaza causó el ataque’

Armando Landa
Corresponsal

Xalapa.- El gobernador Cui-tláhuac García Jiménez precisó que las balaceras que de-sataron los delincuentes contra las fuerzas policiacas en Córdoba el pasado sábado, fueron originadas por la detención de un jefe de plaza y el aseguramiento de una bodega con al menos 16 vehículos de lujo (Land Rover).
“Una de las líneas de investigación podría ser la detención de algunos jefes de plaza de los dos grupos delictivos que merodean la zona (…) No hay ninguna guerra, fue un intento de agresión porque están molestos porque en el actual Gobierno ya no hay pactos con los grupos delictivos”, afirmó el mandatario.
Los que atacaron a los policías el pasado sábado en Córdoba y unas horas antes en Huatusco, están plenamente identificados, informó el Gobernador y advirtió que las fuerzas del orden público van a capturarlos, “no vamos a permitir que la población esté sometida a la zozobra por estos grupos delictivos”.
Reiteró que su Gobierno no tiene pactos con grupo delictivo alguno. “Están molestos los criminales porque no los dejamos actuar, como sí lo hacían en otras administraciones”, aseguró.
Luego de presidir la ceremonia por el Día de la Bandera, en entrevista, el mandatario lamentó la muerte de cuatro policías, afirmó que hay dos detenidos y se confiscaron cuatro vehículos, como resultado del operativo desplegado por aire y tierra, tras las agresiones.
Hizo saber que los agresores pertenecen a dos grupos delictivos, a los que se combaten por igual en el territorio veracruzano, “iremos por ellos porque aquí en el estado no hay cabida para los que transgreden la ley”.
Aseguró que por fortuna la situación en Córdoba y en general en toda la zona centro del estado ya está bajo control, pues aludió que el pasado viernes por la noche en Huatusco, un grupo armado arremetió contra elementos de la Fuerza Civil.
García Jiménez recalcó que su administración seguirá actuando en estricto cumplimiento a la legalidad para aplicar todo el peso de la ley a quienes la infrinjan y no se permitirá que ningún grupo delincuencial ponga en riesgo la paz social.
Sobre el asesinato de cuatro policías durante estos hechos, dos municipales y dos estatales, el gobernador afirmó que es un hecho doloroso porque se trató de un ataque alevoso y que por ello se rindieron honores a los policías caídos: “Son héroes de toda esta tarea de preservar la paz de todos nosotros”.
(Con información de AVC Noticias)