Se vería Trump obligado a comer vegetales en la India

Redacción

Cuando Donald Trump viaja al extranjero, lo más común es que los anfitriones traten de complacer el paladar del presidente, pero ¿qué pasará cuando el amante de la carne se va a la India con la posibilidad de verse frente a un basto menú vegetariano?

El presidente, cuya dieta suele ser una rotación de filetes, hamburguesas y pastel de carne, se enfrenta potencialmente a un shock mientras viaja a tres ciudades indias esta semana, su viaje incluye paradas en el estado de Gujarat, Agra y Delhi.

Ahí los hindúes en su mayoría veneran a las vacas, pues son consideradas como sagradas, en algunos barrios comer carne es un tabú que no se hace en público, ya que es mal visto.

Sin embargo, el anfitrión de Trump, el primer ministro Narendra Modi, se ha esforzado en crear una elaborada recepción para el presidente.

Modi es un vegetariano devoto y ha planeado servir comida vegetariana para el presidente, de acuerdo con informes de personas encargadas de su recibimiento, aunque esto aún no ha sido confirmado, ya que probablemente el menú se definirá en el último minuto.

Trump asistirá a varias comidas con Modi cuando esté en la India, entre ellas un banquete formal el martes por la noche.

Una fuente cercana a Trump ha compartido que de vez en cuando come carne con su ensalada, pero que aparte de eso, él nunca lo ha visto comer un vegetal.

En el pasado, los países que Trump visitó a menudo se suelen ajustar a su dieta, ofreciéndole cordero u otra alternativa si el filete no está disponible en el menú, pero varios funcionarios dijeron que es difícil imaginar que Modi sirva al presidente su menú habitual.

“No sé qué va a hacer en este caso. No sirven hamburguesas con queso”, dijo un ex funcionario sobre la situación, de acuerdo con información de CNN.

Inclusive en McDonald’s, la cadena de restaurantes favoritos de Trump, no sirven carne de res, en lugar de eso ofrecen hamburguesas de pollo o sándwiches de queso frito.

Aun si la elección de menú de Modi no se adecua a los gustos de Trump, el resto de sus planes parecen estar diseñados para atraer al líder estadounidense amante de las multitudes.