Amenazan deslaves a más de 50 familias

Yamilet Gámez
El Mundo de Orizaba

Acultzingo.- A pesar de que se reubicaron a 80 familias que fueron damnificadas por los deslizamientos de ladera en cuatro poblados, aún hay 50 familias en zonas de riesgo en al menos tres poblados.
Cabe destacar que el 2019 fue un año fatal para las familias del municipio de Acultzingo, pues como consecuencia de los incendios forestales que devastaron los cerros El Coyote y Peña Colorada, el suelo fue erosionado.
Al llegar la temporada de lluvia, el suelo no pudo detener los escurrimientos pluviales, arrasando con todo a su paso hasta llegar a las zonas habitadas que causaron destrozo en las viviendas.
En las áreas de la colonia Juan Pablo II y Tiro al Blanco, en dos ocasiones las familias se vieron afectadas por estos deslizamientos, por ello se determinó que el lugar fuera declarado inhabilitable y ante el temor de que nuevamente se registraran deslaves en La Peña Colorada, en Potrero también se declaró la zona inhabilitable.
Son 80 familias que ya fueron reubicadas en un predio seguro en la cabecera municipal, ahí se construyó un fraccionamiento que alberga a cerca de 300 familias, pese a ello, aún hay familias viviendo en zonas susceptible a deslaves.
Las cerca de 50 familias que se encuentran en zonas de riesgo, pertenecen a los poblados de Potrero, Ojito de Agua, Linda Vista y Ojo de Agua de Abajo, por ello se realizan acciones preventivas tanto para evitar afectaciones por incendio, como para evitar que se registren deslizamientos de ladera.
“Sembramos árboles, se está trabajando para hacer brechas corta fuego porque todavía hay familias en riesgo, queremos prevenir porque es más complicado ya cuando pasa la tragedia y hasta discusiones tenemos.
”Nos preocupan estas colonias porque algunas están en el cerro Coyote en la parte de atrás, dependiendo el clima pueden ocurrir deslaves“, agregó el alcalde René Medel Carrera.