Pánico en ‘hora pico’

De la Redacción

El ataque a la torre de vigilancia de la Policía frente a la plaza comercial de Shangrilá causó pánico en miles de personas que se encontraban a las 3 de la tarde en esa zona. La balacera se escuchó a varios kilómetros a la redonda.
Además el ataque causó el bloqueo de la principal ruta de conexión entre Fortín y Córdoba: el bulevar.
Fue alrededor de las tres de la tarde cuando una lluvia de balas cubrió la torre de videovigilancia instalada frente a la cadena comercial Wal Mart y una patrulla que la escoltaba, cobrando la vida de dos policías municipales.
Mientras hombres armados rafagueaban el punto de seguridad, transeúntes, automovilistas y hasta clientes del centro comercial y de otros negocios cercanos, entraron en pánico.
Personal de los establecimientos bajaron de inmediato las cortinas y pidieron calma a sus cientos de clientes; algunos alcanzaron a grabar las detonaciones. Conductores buscaron otras rutas para evadir la zona de riesgo.
Tras el ataque armado, llegó también el caos vial, la desesperación y la angustia de ciudadanos de no poder llegar rápido a sus destinos, ya fuera hogar o trabajo, ya que patrullas policíacas estatales y municipales fueron colocadas en medio del bulevar Córdoba-Fortín para impedir el acceso vehicular a la zona del ataque.
El tráfico fue desviado desde antes de llegar al Club Azucareros de Córdoba y del lado de Santa Leticia, lo que provocó una larga fila de vehículos particulares, camiones de pasaje y hasta tráileres, generando un retraso de hasta una hora para salir de zona de riesgo.
Mientras Diario El Mundo realizaba las transmisiones en vivo para informar a los ciudadanos sobre los puntos donde se reportaban situaciones de riesgo a fin de que evitaran las zonas, pues para las cuatro de la tarde ya se hablaba de cuatro policías muertos, algunos usuarios del transporte público, seguían la noticia y de inmediato se comunicaron con sus familias.
En los autobuses, un ama de casa recurrió a la oración con el miedo reflejado en su rostro y otros enviaron audios que evidenciaban su impresión por atestiguar el ataque.

Los videos, después
El regidor tercero, comisionado de Seguridad Municipal, Gustavo Guzmán Millian, refirió que los imágenes que pudo haber captado la torre de videovigilancia (que se ha dicho cuenta con alrededor de ocho cámaras), sobre el ataque armado, primero serán analizados por la SSP.
Además, expresó sus condolencias a los deudos de los policías caídos en el cumplimiento de su deber, garantizando que el Ayuntamiento les apoyará en todo lo necesario, haciendo valer la cobertura del seguro de vida y el respaldo en gastos funerarios.
“Es un hecho triste para Córdoba, para aquellos que tienen una noble labor de policía, mi reconocimiento y vayan mis condolencias a los familiares de los policías caídos cumpliendo su deber. Todo el apoyo que requieran”, expresó.