Se logran 30% de adopciones

Jessica Ignot
El Mundo de Orizaba

Solo tres de cada 10 parejas o personas que intentan un proceso de adopción logran que un menor les sea otorgado como hijo adoptivo.
Los procesos de adopción cada vez son mas restrictivos; aún cuando en el país hay aproximadamente 40 mil menores de edad en espera de ser adoptados e integrados a un hogar.
Lo anterior fue dado a conocer por el abogado y secretario del Colegio de Abogados de Orizaba-Altas Montañas, Juan Oropeza, quien detalló que los procesos de adopción suelen durar de uno a dos años; debido a lo riguroso y restrictivo, pero muchas parejas o personas no logran la adopción.
El abogado recordó que anteriormente estos procesos de adopción eran muy “prácticos” y muy rápidos, pues los hacían directamente los DIF municipales.
Pero a raíz de que empezaron a haber problemas por que no se investigaban a las personas que adoptaban y que había dolo y mala fe de personas no tan honestas o sin un buen antecedente, se reformó la Ley de Adopciones y ahora, al menos en el estado de Veracruz, el proceso de adopción únicamente se puede realizar en el DIF estatal, previo se hacen las investigaciones correspondientes como la forma honesta de vivir, exámenes psicológicos, centro de trabajo o que trabajen ambos padres o uno.
“Esa serie de requisitos hace que en la actualidad ya no sea tan práctico el proceso de adopción como se venía realizando y eso ha traído como consecuencia que no cualquiera puede adoptar y el que está en proceso de adopción tiene que sujetarse a una serie de exámenes y una serie de requisitos”, comentó.
Reconoció que hay muchísimos procedimientos que están atorados porque la gente no cumple con lo que les exigen.
“Pudiera ser a lo mejor un poco tedioso el pedir tantos requisitos, pero el final, ante tantas circunstancias que se han venido dando, yo creo que puede ser válido que la única institución como es el DIF Estatal, pida esos requisitos para que un niño que viene de un proceso o que fue abandonado o que le fue quitado a los padres porque no se le atendió o fue maltratado, ahora goce de una buena familia, de una buena estancia y una buena educación, ante personas que verdaderamente tienen el compromiso o quieren el compromiso de ser sus padres”, comentó.
Reiteró que este tipo de proceso, se hace por seguridad del menor. Sin embargo, reconoció, esto también ha propiciado que sean mínimas las adopciones que se están realizando.
Oropeza Flores señaló que sí hay la necesidad de volverse a sentar para ver hasta dónde está funcionando o no la Ley de Adopción en el Estado de Veracruz, porque es un hecho que hay muchos niños en espera de ser adoptados.