Refuerza Alemania seguridad tras ataque racista en Hanau

Policías vigilan las cercanías de un bar shisha en Berlín, Alemania. Foto Especial

Redacción

El Gobierno de Alemania reforzó las medidas de seguridad en todo el país luego del ataque racista ocurrido el pasado miércoles que dejó 11 muertos y cinco heridos en la ciudad de Hanau.

El Ministro del Interior Horst Seehofer anuncia un aumento de la presencia policial en las estaciones de tren, aeropuertos y cerca de las mezquitas.

“Los hechos de Hanau son inequívocamente un ataque terrorista con motivación racista”, dijo el político durante una rueda de prensa conjunta con otros altos cargos políticos en Berlín.

Horst Seehofer, Ministro del Interior de Alemania. Foto Especial

“La semana pasada, doce sospechosos de terrorismo de ultraderecha fueron arrestados por planes de ataque concretos”, añadió.

Añadió el funcionario: “En los últimos días, hemos llevado a cabo búsquedas de sospechosos de ser extremistas de derecha en varios lugares de Alemania, donde nos incautamos de grandes cantidades de explosivos y granadas de mano, así como armas automáticas”.

Mitin en Berlín a favor del partido de ultraderecha Alternativa para Alemania apoyado por Patriotas Europeos contra la Islamización de Occidente (PEGIDA). Foto Especial

Al día siguiente del ataque, dos mil personas se reunieron por la noche en una de las muchas vigilias que se hicieron en homenaje a las víctimas mortales del ataque, algunas de las cuales eran inmigrantes.

También se han desatado las críticas contra el partido de ultraderecha Alternativa para Alemania por alimentar el odio tras el ataque. Entre otras cosas, han celebrado un mitin a favor del movimiento de Patriotas Europeos contra la Islamización de Occidente (PEGIDA).

El partido, por su parte, rechaza toda responsabilidad por este tipo de ataques de odio.