La excepción hace la regla

Tomás Setién Fernández
El Mundo de Córdoba

Desaparecido hace largo tiempo, pero conservando un récord de postín, los orinegros del Ciudad Madero, el equipo que rivalizó al máximo con la jaiba brava del Tampico, es el único equipo que ha logrado el ascenso a la Primera División rentada en forma invicta, llevando los destinos de tan singular cuadro, aquel Director Técnico argentino, Ernesto El Chueco Candia, teniendo su temporada máxima, la que marcaron los años 1964-65, en donde un equipo forrado por elementos sencillos, pero prácticos para anotar goles y confiar ciegamente en ellos mismos, realizaron la célebre carrera sin derrota alguna, dentro de un torneo que guardaba demasiados peligros por delante.
Venciendo al equipo de La Laguna, primera muestra de equipos profesionales en Torreón, Madero consiguió el triunfo, y de manera invicta logró el ascenso.