Calvario

Toque de Sacrificio
Gabriel Quintana

Cuando parecía que los Astros de Houston ya habían pasado el ‘trago amargo’ de haber sido exhibidos por la propia MLB de haber incurrido a la trampa de robar las señas de los equipos rivales por medio de la tecnología; al parecer fue tan sólo el inicio de un calvario que no tendrá fin en este 2020, luego de que las súper estrellas de las Grandes Ligas manifestaran su descontento con el equipo que logró apoderarse de la Serie Mundial en el 2017.
Se sabía que no sería una campaña fácil para los Astros, sobre todo por lo que implicó la investigación que realizó la MLB, durante prácticamente un par de meses y que concluyó con un castigo que para muchos o para la gran mayoría no fue nada justo. Ya que los únicos personajes que perdieron su empleo fueron: Carlos Beltrán quien tendría la oportunidad de mostrarse como mánager en los Mets, Alex Cora quien comandaría los Medias Rojas por tercera ocasión y al que para muchos fue el principal protagonista de esta trampa, el ex mánager AJ Hinch.
Sin embargo estrellas de la talla de Mike Trout, Cody Bellinger y Aroldis Chapman, manifestaron que el castigo no fue equitativo, ya que lo ideal sería el despojar del premio al Jugador Más Valioso a José Altuve y del título que consiguieron los Astros ante los Dodgers en el 2017. Inclusive otros lanzadores como Yu Darvish, no se tocó el corazón y reconoció que golpeara como sus lanzamientos a quien se le ponga enfrente de Houston.
Lo más lamentable del asunto es que los altos mandos de Houston, obligaron a José Altuve y Alex Bregman, a disculparse públicamente por los sucedido, pero lejos de obtener un indulto por los aficionados y compañeros de profesión; lo único que lograron fue calentar más el escenario y ahora hasta jugadores que siempre trataron de mantenerse en bajo perfil, opinaron a través de sus redes sociales sobre el desprecio que le tienen a esta organización.
Rob Manfred comisionado de las Grandes Ligas aseguró que serán castigados severamente aquellos lanzadores que intenten golpear a los peloteros de los Astros, pero a estas alturas de su administración, ya nadie lo respeta y mucho menos se desconoce si los pitchers se cruzaran de brazos o si tomarán cartas en el asunto. La realidad es que todo este conflicto que viven los Astros le ha dado un toque especial al arranque de las Grandes Ligas que se realizará en la última semana de marzo.

 

 

 

 

 

 

Los comentarios y puntos de vista expresados en esta página son cortesía y responsabilidad de quien los escribe, además de que no representan necesariamente el punto de vista de Sociedad Editora Arróniz.