Asaltan a pasajeros

Erik Cruz
Diario El Mundo

Córdoba.- Dos jóvenes de aproximadamente 25 años asaltaron con un arma de fuego a los pasajeros de un autobús de la empresa “8 de Marzo”, cuando circulaban sobre la carretera Cerezos – La Luz Palotal.
Los delincuentes realizaron un disparo en el interior de la unidad de transporte, para someter a los viajeros.
Las víctimas de los asaltantes, entre ellos una mujer embarazada, se retiraron del lugar, sin embargo, un hombre y una mujer se quedaron para informar a un grupo de policías estatales cómo ocurrió el asalto.
Los hechos sucedieron alrededor de las 16:45 horas de ayer, cuando el conductor del camión número 101, con placa de circulación A19700X, asignado a la ruta Ixhuatlán- Tomatlán, fue abordado por dos jóvenes a la altura de la iglesia de Santa Rita.
“No tenían la facha de malandros, venían bien vestidos, pero después de que pasamos el retén, sacaron un arma”, contó una de las afectadas, una vez repuesta de la crisis nerviosa que le generó el violento atraco.

Encañonados
De acuerdo a las declaraciones de los agraviados, los dos asaltantes amagaron a aproximadamente 10 pasajeros que viajaban en el camión, entre hombres y mujeres, a quienes les quitaron dinero, celulares y otros objetos de valor.
Posteriormente, pidieron al conductor detenerse para escapar a pie.
Los afectados le solicitaron al conductor que se trasladara a una gasolinera que se encuentra a unos metros de donde sucedió el asalto, para reportar los hechos y ser auxiliados.
“Fue terrible, no lo esperábamos, cuando vimos las armas pensamos lo peor”, narró una afectada.
A la estación de servicio de combustible llegaron oficiales de la Policía Estatal, quienes se entrevistaron con dos pasajeros, ya que el resto decidió retirarse del lugar, resignados a la pérdida y a no presentar la denuncia correspondiente ante las autoridades ministeriales.
El hombre y la mujer explicaron lo ocurrido a los dos policías. Ella entró en crisis y sentada afuera de los sanitarios de la gasolinera, explicó que los sujetos realizaron un disparo al aire para intimidar a los pasajeros. “No quería darle mi bolso, no quería”, contó la afectada