Refrendan Las Patronas apoyo a los migrantes

Betsabé Cárdenas García
El Mundo de Córdoba

Amatlán.- La coordinadora de Las Patronas refrendó su fe ante la Virgen de Guadalupe, por los 25 años de servicio comunitario para apoyar a los migrantes, dijo que Dios las ha guiado por este camino y además siempre les ha puesto a personas solidarias para no rendirse ante las adversidades.
“Todo esto significa compromiso, constancia y sobre todo lucha; hemos enfrentado momentos difíciles pero también hermosos, en donde descubrimos a Dios, gracias a todas las personas que nos han apoyado”, manifestó.
Al mediodía de ayer, en la capilla de la Virgen de Guadalupe, el obispo auxiliar de Saltillo Coahuila, Raúl Vera, ofició la misa en honor a Las Patronas, acompañado de otros sacerdotes y religiosas.
Posteriormente a paso lento, Norma Romero sostuvo el brazo de su madre, la señora Leonila Vázquez Alvizar, a su vez ella entrelazó su brazo con el Obispo y junto con la multitud se dirigió hacia las vías del tren.
Entre nostalgia y cansancio, bajo los rayos de sol caminaron a un costado de la carretera y al llegar a las vías hicieron una pausa para recordar los inicios de esta labor humanitaria.
Cada uno de los rieles, representa para ellas un recuerdo grato y otros un poco tristes. Una de las anécdotas que recordó como parte de sus inicio, fue la ayuda a una mujer que fue víctima de abuso, un hombre de tez morena la defendió y en su intento por liberarla, fue apuñalado.
Cuando el tren hizo una parada, la multitud de migrantes le pidió ayuda y al momento de dárselas se percató que la figura de ese hombre apuñalado entre un vagón, era similar a un Cristo negro.
“Ahí comprendí que Dios nos buscó y eligió para ayudar a estas personas”, refirió Norma Romero al caminar sobre esta pequeña ruta que a diario atraviesan personas de Centroamérica, quienes reciben alimentos y en ocasiones alojamiento en el albergue de esta comunidad.
A mitad de la caminata, un grupo de jaraneros alegró el momento con diversas melodías, después una orquesta recibió a los caminantes en el refugio y comedor para migrantes, en su mayoría centroamericanos.