Piratas en el Golfo

A Manera de Comentario
Tomás Setién Fernández

Por vendetta o redención apuntando a su fiel afición, vaya usted a saber la verdad, ahora el bla bla de los piratas y corsarios con la nueva Liga de Futbol supuestamente profesional creada en Guadalajara, Jalisco, Jalisco nunca pierde y cuando pierde arrebata, como diría el inmortal charro Jorge Negrete, es que el equipo de los Tiburones Rojos del Veracruz ya araña el cien por ciento de posibilidades de jugar ahí, y si es real el hecho, pues estarían matando dos buitres con la misma piedra, recordando que al momento de la desafiliación del equipo porteño sus arcas fueron vaciadas, no sabiendo si encontraron billetes como para formar una montaña, o pura arena bañada por la mar.
El hecho es que al escuadrón del Veracruz, el propio gobierno de nuestro estado le estaría alquilando su propio mote de guerra enteramente famoso, creado por Manuel Seyde, y a la vez, podría celebrar sus partidos como locales en la cancha del Estadio Luis De La Fuente, la del famoso Pirata, por lo cual solo falta el sello de la propia Liga brotada casi de la nada, Liga del Balompié Mexicano.
Resultando hasta básico y enteramente creíble, que poco a poco. o mucho a mucho, dicha Liga irá en pos de una credibilidad que ahora no se nota ni yendo a bailar a Chalma, sobre todo por los nombres de los equipos ya aceptados, que para nada han marcado grandezas en el propio futbol mexicano rentado,ante lo cual es una real incógnita, lo que pueda terminar desarrollando lo que a simple vista parece una Liga con la bandera negra, adornada por una calavera, y nunca por un balón.
Pero hay felicidad en el Puerto Jarocho, y hasta el mismo titular del deporte veracruzano Víctor Ivan Domínguez, saluda plenamente contento el hecho de que sus Tiburones reaparezcan en el balompié profesional, sin ver tamaño, calidad y distinción.
No hay que olvidar que ahora el máximo villano no solo en Veracruz sino en nuestro propio Estado, es el propio futbol organizado y bendecido por FIFA con pleno sabor mexicano, ya la época de los Kuris feneció, buscándose la revancha inmediata con los que dejaron huérfanos de amores deportivos, sobre todo futboleros, a nuestro querido Puerto y a nuestro amado estado, en eso de tener un equipo de Primera División,
Las venganzas pueden resultar buenas aunque terminen envenenando la propia alma.
Hay que practicar la revancha, pero con una base firme, y no con movimientos casi telúricos, de la propia nueva Liga de Fútbol rentado.

Los comentarios y puntos de vista expresados en esta página son cortesía y responsabilidad de quien los escribe, además de que no representan necesariamente el punto de vista de Sociedad Editora Arróniz