‘Nieve’ quiere una familia

Paco Montes
El Mundo de Córdoba

“Nieve” es una perrita poodle muy extrovertida. Es capaz de ganarse el interés del humano desde la primera interacción, debido a su actitud juguetona. Sus acciones revelan su edad, es una cachorra de aproximadamente 8 meses.
Ella está lista para ser adoptada por usted que vive en familia, que tiene hijos pequeños o grandes, que tiene un gato u otro perro, ya que ella sabe convivir con los humanos y con otros animales, lo único que necesita es cariño y atención.
La historia de “Nieve” inicia con una equivocación. En el hogar Can, de OPRA (Organización para la Protección y Rescate Animal) vivía una perrita llamada “Nieve” que afortunadamente fue adoptada.
Cuando Delia y Salvador, quienes encabezan la organización OPRA, pasaron cerca de la casa de la persona que había adoptado a la perrita, se percataron de lo que parecía ser una mala noticia: “Nieve” lucía descuidada, flaca y no le habían cortado el pelo. Cuando volvieron a pasar decidieron que se la volverían a llevar, así que fue lo que hicieron.
Así “Nieve” había regresado a su hogar anterior, sin embargo, cuando Delia la revisó descubrió que realmente no era la “Nieve” que ellos habían dado en adopción, sino otra perrita que se encontraba en malas condiciones de vida.
“Dijimos: ‘¡Es nieve!’ La trajimos y ya estando aquí, la rasuramos, le vimos los dientes, y no tenía herida de esterilización, y nos dimos cuenta de que no era ‘Nieve’, era una diferente, y ya ni modo de regresarla a la calle, así que se quedó con nosotros”, platica Delia Vega, quien abraza a la perrita mientras platica su historia.
“Es muy juguetona, como todavía es cachorra le encanta jugar, brincar, saltar, se retuerce, muerde cosas, juega con los perros y nomás quiere que la anden cargando, apapachando, es feliz en casa”, cuenta.
Quien decida adoptar a esta segunda “Nieve” debe tener entre sus atributos, ser una persona paciente porque ella es muy hiperactiva, es ideal para una casa donde hay niños que puedan jugar con ella, además de una casa que tenga espacio, un jardín para que ella pueda correr.
“Para personas que tengan tiempo para estar con ella, para estarle apapachando, jalarle la patita, aventarle algo y que lo traiga”, sugiere.
Lo que sí debe tener en cuenta si es que usted la quiere en su familia, es que ella necesita servicio de estética por lo menos cada tres meses, pues por su raza el pelo le crece muy rápido y se le pueden hacer rastas. “Nieve” requiere de corte de pelo, de baño, de cepillado, de lo contrario corre el riesgo de contraer problemas en la piel como hongos y ácaros.
La perrita está lista para irse con su nueva familia, está desparasitada y esterilizada, lista para hacer felices a los integrantes de la familia que le quieran dar amor. ¿Usted quiere adoptarla?.