‘Faltan recursos para educación’

Jessica Ignot
El Mundo de Orizaba

Abatir el rezago escolar, mejorar la calidad de la educación, alcanzar la gratuicidad en los centros escolares, rescatar los valores y mejorar las condiciones de los docentes es lo que se pretende alcanzan con la implementación de “La Nueva Escuela Mexicana”.
Lo anterior, fue dado a conocer por el maestro Atanasio García Durán, quien ayer en Orizaba, impartió una conferencia de prensa ante más de 500 maestros de la zona escolar 295-Orizaba Sur.
El docente con más de 54 años de experiencia, expuso que para lograr esto hace falta mayor presupuesto para la educación, más maestros y rescatar valores.
“Nuestras preocupaciones docentes tienen la coyuntura que pueden resolverse en cuanto a que el Gobierno federal y el Gobierno estatal han respondido a las demandas de maestros y por tanto a su estabilidad laboral, en cuanto al mejoramiento progresivo en la recuperación del salario”, comentó.
A los padres de familia también se les ha dado respuesta desde la perspectiva de que la educación tiene que ser gratuita, “eso también progresivamente tendrá que lograrse porque las llamadas cuotas voluntarias que en la Constitución incluso se figuró como no contraprestaciones y no pagos, son una falsedad en realidad la educación venía costando cada vez más”.
Las mal llamadas “cuotas voluntarias” dijo, vienen lacerando la economía de las familias; se busca llevar a la práctica la Constitución donde se estableció la gratuidad y en ese sentido, los niños y los jóvenes también tienen garantizada su permanencia, su inclusión, su desarrollo en las instituciones educativas y hoy es la oportunidad.
La gratuidad de la educación no requiere un presupuesto adicional, dijo que a la educación solamente se necesita hacer algunos cambios en la concepción del trabajo educativo y de la formación para que escuelas tengan que ser autosustentables.
Las cuotas voluntarias deben desaparecer y lograr la autosustentabilidad en algunos renglones, “no estoy hablando de autofinanciamiento, pero sí de una solución de necesidades”.
La educación debe de partir de que el maestro-alumno sean un binomio, y juntos pueden construir una sociedad de bienestar con una actitud de reconocimiento de los valores de los niños y de los padres y a la inversa.