Vuelve ‘grilla’ al ITO

Carmen Lara
Cortesía

La crisis vivida en agosto de 2018 en el Instituto Tecnológico de Orizaba, y que terminó tres meses después con la destitución del entonces director Rogelio García Camacho, parece revivir.
El exdirigente sindical del ITO, Miguel Ángel Cruz Arellano, informó que debido a errores administrativos, además de “abusos” por parte del actual director, Rigoberto Reyes Valenzuela, así como el subdirector Rubén Juárez Rodríguez, podrían ser inhabilitados. Señaló que ambos directivos fueron ya denunciados ante la Secretaría de la Función Pública (SFP) y el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), por la presunta asignación indebida de plazas.
Esta situación viene desde noviembre y diciembre de 2018, cuando se encontraba otro comité sindical y en ese entonces llegó el actual director y subdirector, ambos provenientes de la zona dos.
A decir de Cruz Arellano, las irregularidades se dieron porque el director se adueñó de una plaza de maestro titular de carrera C, que posteriormente salió a convocatoria, pero ya estaba ocupada.
Otra irregularidad, abundó, es en la plaza del subdirector, que la obtuvo de la zona económica 2 y actualmente está bajo la zona 3, lo cual calificó como improcedente, por lo que el órgano interno de la SFP emitió un comunicado donde da a conocer que se están investigando los posibles actos de corrupción.
Al respecto, el director del ITO de Orizaba, Rigoberto Reyes, señaló que ellos han sido muy respetuosos de las instituciones para que las investigaciones no se vean afectadas, en el manejo y uso de esas dos plazas. Expresó que esa es una competencia que tiene el Tecnológico Nacional de México.
“Tenemos nombramientos que nos da la Secretaría de Educación Pública… aquí el asunto es que la plaza que nosotros teníamos es de una zona económica dos y aquí es de una zona económica tres”, detalló.