Lectura del Santo Evangelio según San Marcos 7:1-8

Lectura del Santo
Evangelio según
San Marcos 7:1-8

En aquel tiempo, se acercaron a Jesús los fariseos y algunos escribas, venidos de Jerusalén. Viendo que algunos de los discípulos de Jesús comían con las manos impuras, es decir, sin habérselas lavado, los fariseos y los escribas le preguntaron: “¿Por qué tus discípulos comen con manos impuras y no siguen la tradición de nuestros mayores?”.
Jesús les contestó: “¡Qué bien profetizó Isaías sobre ustedes, hipócritas, cuando escribió:‘Este pueblo me honra con los labios, pero su corazón está lejos de mí. Es inútil el culto que me rinden, porque enseñan doctrinas que no son sino preceptos humanos‘. Ustedes dejan a un lado el mandamiento de Dios, para aferrarse a las tradiciones de los hombres”.
Después añadió: “De veras son ustedes muy hábiles para violar el mandamiento de Dios y conservar su tradición”.
Palabra del Señor.

Una tendencia común entre nosotros es subrayar lo secundaria, en algunas veces más vistoso, perdiendo de vista lo fundamental, el sentido del porqué se hacen las cosas. Esta es la situación que refleja el Evangelio con los fariseos y de todos aquellos que sin darse cuenta asumen su mentalidad.
Los fariseos y escribas, son la gente importante del pueblo, que tiene tanto las Sagradas Escrituras y los principios morales de su fe, como tradiciones con las que buscaban conservar y expresar algunos de sus valores.
El problema es cuando pretenden subrayar estas tradiciones ignorando lo fundamental que es el amor a Dios y al prójimo. Sería interesante que hicieras un elenco de cuáles son los valores que orientan tu vida, como segundo paso haz una jerarquización, distinguiendo ¿cuáles son mandato de Dios y cuáles tradiciones familiares, regionales o de nuestro país? ¿A cuáles les das más importancia?.
De acuerdo a tu respuesta verás qué lugar ocupa Dios en tu vida y cuál las tradiciones familiares o nacionales. No olvides que Dios tendría que estar por encima de todo.

 

 

 

Los comentarios y puntos de vista expresados en esta página son cortesía y responsabilidad de quien los escribe, además de que no representan necesariamente el punto de vista de Sociedad Editora Arróniz