¡Me nace del corazón!

Talavera Serdán / Quésto y Quel´otro

SI ALGO ME GUSTA de las premiaciones es conocer el sentir del ganador en su momento de gloria. Hitchock y Chaplin, maestros del cine jamás reconocidos por su obra, reciben casi al final de sus vidas una estatuilla ¿de consolación?. La Academia los llama “Premio a la Trayectoria”, lo que suena más a un “disculpe usted” tardío e inútil.
Hitch, hizo una cuarentena de films, en mayoría notables y al menos media docena de piezas de arte (Extraños en un Tren, Sombra de una Duda, Psicosis, Intriga Internacional/North by Northwest, y una favorita, Vértigo, y desde luego su penúltimo, Frenesí, que hace a los 73 años). Su primer film en EU es clásico que sí lo recibe… el productor, a él nada: Rebeca, de 1940. En su inimitable tono sarcástico, breve y elocuente en 1968, dice al recibir el Oscar: “Thank you.” Nada más.
EN 1972 CHARLIE, visiblemente conmovido: “Las palabras son tan frágiles; a ustedes, querida gente del cine, sólo puedo decir gracias.” Tenía su Especial, y otro por su canción “Candilejas”, pero como director y actor, en cuatro otras menciones, nada.
AVANCE VELOZ al ahora. Adoro los discursos de Meryl llenos ellos de gracia, ingenio, y modestia. Brad Pitt, ganador por producir 12 Años Esclavo, en seis nominaciones ya merece el gane, pero en la media docena de preseas que llevaba antes de ayer domingo, es simpático, ingenioso y tantito irreverente (al darle el Bafta, que en ausencia recibe Margot Robbie, lee de un mail de él (en broma suave) sobre Harry “y el Meg-xit”, en referencia al Brexit y la renuncia de Meghan a la monarquía“ (”sus palabras, dice Margot, no mías“). Brad, es variado en su encanto sin esfuerzo.
JOAQUIN, con tantas preseas como Brad, ha sido el mismo, y denota enojo o algo peor en sus discursos. En el Bafta, bien observado, ofende a sus anfitriones. El príncipe William y Kate, enfrente de él. Renée, otra barredora de premios, es humilde, agradeciendo el reconocimiento (muy merecido), y Laura Dern, se agita, emociona y es en especial feminista.
ALGUNOS discursos son tan memorables que casi puedo repetirlos verbatim: Shirley McLaine, quien en 6 menciones -una como documentalista-, dice en ´84 con su Oscar por La Fuerza del Cariño/Terms of Endearment: ”¡Este show a durado más que mi carrera (que inicia en ´59)… gracias por terminar el suspenso: lo merezco!.“
SANDRA BULLOCK (2010, Un Sueño Posible/The Blind Side) ”Quisiera agradecer a lo que este film fue para mí, que es para las mamás que de su bebés, y los chicos sin importar de dónde vengan (su personaje adopta a un chico negro, inadaptado que llega a ser campeón de fut americano)… Esas madres y padres nunca reciben agradecimiento. En particular yo fallé en agradecer a una…“ Tras silencio devastador, aplausos emotivos dice un nombre: ”Helga B.“
Los anfitriones del Oscar, a excepto Whoopi, Billy Crystal, o Ellen Degeneres, aburren, las canciones no siempre son buenas (el Oscar al último 007 por Mejor Canción, ¿qué pex?); pero los discursos, los que vienen del corazón, los honestos, sinceros o apasionadamente emotivos, y hasta silenciosos, como Anna Paquin (X Men), que debuta a los 10, a los 12 gana por El Piano, no emite una sola palabra, en shock visible, me encantan, sobre todo cuando son merecidos. OPRAH, presenta a una de las nominadas la noche de Sandra, alaba la actuación de la debutante de color Gabourey Sidibe, fenomenal en Preciosa, y le recuerda ”respira, a través de esas lágrimas.“ Tom Hanks en ´94, con su primer Oscar, por Filadelfia, dice: ”las calles del cielo están muy concurridas por ángeles“ al final de su discurso.
MERYL STREEP es insuperable, agradeciendo su tercer Oscar, o presentando preseas a colegas, jamás falla en sorprender y gustar. Al agradecer a su esposo Don Gummer, en su gane 3 por La Dama de Hierro, 2012 dice al inicio ”cuando agradeces a tu marido al final del discurso, lo sepultan con la música -que advierte su deber de terminar-, y quiero que él sepa que todo lo que más valúo en nuestras vidas, tú me lo has dado“, que me parece uno de los discursos más casualmente románticos jamás expresados.
AH! JULIA, hablando por encima de la música y advirtiendo con un dedo índice al conductor musical, ”¡déjeme terminar, porque podría jamás volver a estar aquí!.“ Termino con la maravillosa Marion Cotillard, que en 2008 da una actuación milagrosa como Edith Piaf: ”Gracias, vida, gracias, amor, y es verdad que hay algunos ángeles en esta ciudad.“ Louise Fletcher, Mejor Actriz por Atrapado sin Salida, de 1975, agradece a sus padres sordo-mudos con lenguaje en señas. Y adoro la franqueza de Julie Andrews por su Oscar por Mary Poppins (1964). en su debut -quizá como ”perdón“ de la Academia por perder el rol de Mi Bella Dama a Audrey Hepburn, no nominada: ”Sé que ustedes americanos son famosos por su hospitalidad, pero esto es ridículo.“
CONCLUYO con la frase motivo de mucha burla a Sally Field por su segundo gane (1985, Lugares del Corazón): ”Sé que mi carrera ha sido unortodoxa (Gidget, La Novicia Voladora) pero en mi primer gane (por Norma Rae, 1980) no lo sentí, pero ahora sí lo sé: ¡me aman, realmente me aman!.“ ¿No son adorables?.

Los comentarios y puntos de vista expresados en esta página son cortesía y responsabilidad de quien los escribe, además de que no representan necesariamente el punto de vista de Sociedad Editora Arróniz