Problemas del mundo actual

Filosofía

Dr. Fausto de J. Morfín Herrera

La realidad que se vive en diferentes partes del mundo es distinta; por eso, es importante que aprendamos a abrir los ojos y sensibilizarnos sobre los problemas del mundo actual de forma global, no solo para conocerlos, sino para saber cuáles son sus causas, aprender a prevenirlos y buscar soluciones. Por lo tanto, es importante informarse y ponerse en acción. ¿Quieres conocer los principales problemas del mundo actual? Te los contamos.

Problemas del mundo actual que nos preocupan a todos

Conocer lo que ocurre a nuestro alrededor nos ayuda a saber la trascendencia real de cada problema. Algunos de los problemas del mundo actual más destacados y de los que debemos ser conscientes para ponernos manos a la obra son los siguientes:

El hambre en el mundo

Dentro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible para el año 2030 podemos destacar el 2.1, que es la erradicación del hambre, y el 2.2, que es la erradicación de la malnutrición en todas sus formas. Estos objetivos y los avances que se producen para lograrlos se analizan en el informe de la FAO (Fondo Internacional de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) “El estado de la seguridad alimentaria y la nutrición en el mundo – 2017”. Según este informe, el hambre disminuyó durante los últimos diez años, para volver a aumentar y afectar a 815 millones de personas en 2016 (es decir, el 11% de la población del mundo). Las dos principales causas del hambre son los conflictos violentos y las perturbaciones del clima. De hecho, 489 millones de personas que padecen hambre viven en países en conflicto.

El hambre tiene gravísimos efectos en los niños: según el citado informe, unos 155 millones de niños menores de 5 años padecen un retraso en el crecimiento (estatura baja para su edad) y 52 millones de niños tienen un peso demasiado bajo para su estatura.

El hambre afectó gravemente durante 2017 a Sudán del Sur y se corre el riesgo de que se extienda a otros países como Nigeria, Somalia o Yemen que viven conflictos

Si analizamos las cifras por continentes, vemos que el hambre afecta sobre todo a Asia (520 millones de personas), África (243 millones) y Latinoamérica y Caribe (43 millones).

La desigualdad

El Informe sobre la desigualdad global 2018, elaborado por World Inequality Lab, afirma que la desigualdad ha aumentado en casi todo el mundo aunque con una velocidad diferente en cada zona. Uno de los datos más importantes que destaca este informe es que el 1% de la población con mayores ingresos recibió el doble de ingresos que el 50% más pobre, mientras que la clase media se contrajo.

Sin embargo, la desigualdad no solo tiene que ver con los ingresos; también tiene que ver con el género. La desigualdad entre hombres y mujeres se destaca por organismos como la ONU Women, que pone de manifiesto cómo las mujeres ocupan menos de un tercio de los puestos directivos de nivel medio o alto, o Eurostat, que en su informe del año 2016 establecía que la brecha salarial en España entre hombres y mujeres es del 14,9%.

La contaminación

Todos hemos oído hablar del calentamiento global: se trata de la elevación de la temperatura media de la Tierra y de los océanos, debida a la emisión de gases de efecto invernadero como el dióxido de carbono a la atmósfera. Por lo tanto, la contaminación del aire guarda una relación directa con el fenómeno del calentamiento global.

La contaminación no solo afecta a nuestra salud, sino que también tiene consecuencias negativas en el medioambiente. De acuerdo con los datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la contaminación del aire puede afectar a los pulmones y causar asma, entre otras patologías. Por otro lado, la OMS destaca que en 2014 el 92% de la población vivía en lugares donde no se respetan sus directrices sobre la calidad del aire.

Para que te hagas una idea de la magnitud del problema, según datos de Greenpeace, una botella de plástico puede tardar unos 600 años en descomponerse y una bolsa de plástico, 55.

El acceso al agua potable

La contaminación del agua y los conflictos que existen en el mundo y que suponen, en ocasiones, la destrucción de las infraestructuras del agua son la causa de que muchas personas no tengan acceso a agua potable.

Los datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) muestran como 844 millones de personas no tienen un servicio básico de suministro de agua potable.

Por otra parte, 2.000 millones de personas en el mundo se abastecen de agua contaminada por heces. Esta agua puede ser una fuente para la transmisión de enfermedades como la diarrea, el cólera o la fiebre tifoidea y se calcula que 842.000 personas mueren al año de diarrea debida a aguas contaminadas, a un saneamiento deficiente o a una mala higiene, que son causas que se pueden prevenir. Además, se estima que en el año 2025 el 50% de la población del mundo vivirá en zonas con escasez de agua.

La reducción del número de personas sin acceso a agua potable es uno de los Objetivos del Desarrollo del Milenio.

Los conflictos

Tal y como hemos visto antes, los conflictos que se producen en el mundo son una de las principales causas del hambre, pero, además, su consecuencia más grave es el desplazamiento forzoso de miles de personas, que tienen que abandonar sus hogares para salvar su vida.

En relación con lo anterior, según los datos de ACNUR, en el mundo hay 65,6 millones de desplazados forzosos y 22,5 millones de refugiados, de los cuales 17,2 millones se encuentran bajo el mandato de ACNUR.

Cada minuto 20 personas se ven obligadas a huir como consecuencia de un conflicto o de una persecución.

Como acabamos de exponer, existen muchos problemas en el mundo que deben preocuparnos y sobre los que es necesario tomar medidas para cambiar el entorno que nos rodea y vivir en un mundo mejor.

 

Los comentarios y puntos de vista expresados en esta página son cortesía y responsabilidad de quien los escribe, además de que no representan necesariamente el punto de vista de Sociedad Editora Arróniz