El largo paseo de la guerra

Tomás Setién y Natalia Setién Aguilar

El largo y al final fecundo paseo bélico, que sirvió para salvar la vida de mil seiscientos soldados británicos, con lleva a la apertura de la cinta 1917, a un sentido homenaje a aquella cinta de guerra Sin Novedad en el frente, premiada con el Oscar a mejor cinta en el año de 1928, reposando bajo un álamo los dos mejores amigos en tiempos de guerra, despertados por un superior, vinculo de lo que tendrán que realizar, cruzando las líneas enemigas, intentando salvar a miles de compatriotas, dentro del cerco de un truco organizado por el ejército alemán.
Con el extraordinario manejo de una cámara, como nunca se sentirá la asfixia causada dentro de las trincheras repletas de muertos y heridos, de donde salen para llevar al cabo su misión, el único plano secuencia, nos permite cómodamente sentados en nuestra butaca el sentir los sudores de los que están muriendo en el nido de la muerte, la propia trinchera, antes del paseo mortal para uno de los soldados, de llegar a tiempo para evitar una real masacre.
Caminaremos con las mismas botas del par de soldados, enteramente distintos, ya que uno cambio su medalla al mérito de guerra, por un botella de vino, porque la sed lo consumía, mientras el restante colocaba la defensa de la patria como factor básico en una confrontación.
El soldado heroico muere a manos de un piloto alemán, mientras el descastado continuara con una misión suicida, que lo llevara a esquivar miles de balas, con un descanso, contemplando a una mujer y a una niña sin padres, para llegar mas o menos a tiempo, de evitar la masacre en el ejército aliado.
Mas tendrá ya algo que contar dentro de su monótona vida el sobreviviente soldado, le escribirá a la madre de su mejor amigo, para determinarle que su hijo murió como el héroe que siempre quiso ser, en fin, le aparecerá una familia brotada de la guerra, comenzando por hallar al hermano de su mejor amigo, al cual le devuelve objetos personales del soldado caído.
Encontrando al final de la cinta, su mejor refugio debajo de un gigantesco árbol, que nos vuelve a colocar la escena inicial de Sin Novedad en el Frente, en donde meditara sobre el cambio de su existencia, ahora ya teniendo la familia heredada por su mejor amigo.
Sam Mendez. de cuna británica esta a pocos días de obtener otro Oscar, como el de aquella cinta premiada como mejor filme, en el año de 1999, Belleza Americana historia de conflictos sentimentales, para alcanzar una felicidad llena de pecados.
Siendo mas merecedor que nunca el realizador mencionado al dotarnos de botas, armas, sentimientos encontrados, homenajes a la primer cinta de guerra premiada con el Oscar, a encontrar en el infierno del holocausto una plena razón para vivir.
El es el verdadero estrella de la cinta mas asfixiante de guerra. Todos somos soldados de la Primera Guerra Mundial viendo su cinta,
Algo que no nos había puesto el uniforme cintas épicas de guerra como El sargento inmortal, Playa Roja y Regreso del Infierno, Regreso a Batan, etc.

Los comentarios y puntos de vista expresados en esta página son cortesía y responsabilidad de quien los escribe, además de que no representan necesariamente el punto de vista de Sociedad Editora Arróniz