Denuncian a regidor por amenazas y lesiones

Jazmín Suazo
El Mundo de Córdoba

A través de la carpeta de investigación UAT/DXIV/01372020 quedó registrada la denuncia interpuesta por el coordinador de Comude contra el regidor tercero Gustavo Guzmán Milian por presuntas amenazas y lesiones; aunque el edil descartó haber emitido alguna agresión física o verbal, pues dice, solo le solicitó al funcionario un reporte de actividades.
Roberto Manuel Martínez Rueda, quien funge como coordinador Municipal del Deporte (Comude), luego de interponer la querella en la Fiscalía Regional de Córdoba, declaró que el pasado martes 4 de febrero el regidor tercero a través de una llamada telefónica lo agredió verbalmente y posteriormente acudió a la oficina para golpearlo.
“Se presentó alrededor de las 16:00 horas (del martes) en mi oficina para agredirme verbal y físicamente, debido a que recibí una indicación de negar el acceso al estadio Beisborama, debido a las labores de mantenimiento y rehabilitación para el próximo cuadrangular que se tendrá en marzo”.
Continuó: “Y por lo mismo me habló vía telefónica para solicitarme que la academia del profesor Joachín tenía que acceder a entrenar y le dije que era un riesgo para los niños y por ende no podíamos permitir el acceso, que teníamos una indicación, maquinaria y personal laborando, que era mucho riesgo para ellos, que le dábamos otro espacio para que pudiera entrenar pero empezó a insultarme vía telefónica”.
Sobre la obra que se realiza en el Beisborama indicó que tiene tres semanas que comenzaron la rehabilitación del inmueble por el cuadrangular, ya que vendrán equipos de la liga mexicana en marzo próximo, por lo que no se ha tenido acceso al sitio, por lo mismo de los trabajos.
En cuanto a las pruebas que dice tener contra el regidor tercero dijo que ya se presentaron los documentos y pruebas en Recursos Humanos y Contraloría del Ayuntamiento.
“Cuando llegó me dijo que lo había agarrado de pendejo, que no era cierto, que él estaba ahí y no había nada y opté por colgar el teléfono porque estaba atendiendo a una maestra, en cuestión de minutos estaba en mi oficina, se introdujo sin autorización y con toda la prepotencia del mundo y delante de la maestra Araceli Serrano, el licenciado Gustavo se introdujo en mi oficina, me tira un golpe y me dice: no me vas a agarrar de pendejo, tienes que acatar mis indicaciones y amenazando”, aseguró Martínez Rueda.