Celebra Kansas City a los Chiefs


Redacción

Ni Patrick Mahomes, Travis Kelce, Tyreek Hill o el coach Andy Reid podían ocultar la felicidad ante los miles de aficionados de Kansas City que llenaron una de las principales avenidas de la ciudad y la antigua central de ferrocarriles Union Station.

Nada detuvo la fiesta, ni el clima helado con amenaza de nevada ni el tráfico intenso que ocasionó el desfile del campeón de la National Football League, los Jefes de Kansas City.

Medios locales como el portal del diario Kansas City Star (KCS) reportaron que desde las 06:30 horas los fans comenzaron a alinearse en el Grand Boulevard en el centro y las calles de los alrededores fueron cerradas.

El quarterback Patrick Mahomes disfrutando del desfile. Foto Cortesía: @Chiefs

Pese al intenso frío cercano al -5 Cº, los aficionados esperaban los autobuses en los que llegarían los campeones encabezados por el quarterback Mahomes.

Alrededor de las 08:00 horas se registro un persecución policiaca en la ruta del desfile, pero, la policía “utilizó una serie de tácticas y maniobras, incluyendo pinchadura de llantas para detener al conductor”, dijo el alcalde Quinton Lucas.

“Nos despertamos a las seis en punto, recogimos todas nuestras cosas: la esposa hace todo el equipaje”, dijo Michael Peters, un aficionado que estaba acurrucado con su esposa Casey y sus hijos, de 13 y 14 años.

Los autobuses con los campeones de la NFL. Foto Especial

“Tomó unos 30 minutos para cargar todo arriba, empaqué el calentador, conseguí una pequeña carpa. Tenemos niños en deportes competitivos, así que estamos acostumbrados al clima “.

Él y su familia no estaban vivos la última vez que los Chiefs ganaron el Super Bowl, en 1970.

“Han pasado 50 años, así que fue antes de mi tiempo”, dijo. “Así que presenciarlo con los niños, darles el día libre de la escuela fue genial”.

El coach Andy Reid hace la “V” de la Victoria junto al Vince Lombardi. Foto Especial

Roger Porter dijo que su familia y amigos pasaron la noche en su oficina de bienes raíces en el centro de la ciudad. “Acabamos de traer carpas y sacos de dormir y tuvimos una fiesta en la oficina”, dijo Porter.

Llegaron a Union Station alrededor de las 5 a.m. y vinieron preparados con velas debajo de macetas de terracota para calentarse las manos, muchas mantas y refrigerios, reportó el KCS.

Durante el paso de los Jefes, la avenida se pintó de rojo mientras Andy Reid levantaba el trofeo Vince Lombardi que obtuvieron al derrotar el pasado domingo en el juego de Super Bowl LIV a los 49ers de San Francisco 31-20.

Los fans en la celebración en la antigua central de ferrocarriles Union Station. Foto Especial

Alrededor de las 12:40, el Trofeo llegó a Union Station, junto con el resto de los jugadores y entrenadores de los Chiefs, 30 minutos después de que terminara el desfile.

Algunos fanáticos afortunados, que replantearon sus lugares horas antes del desfile, tuvieron la oportunidad de tocar el trofeo.

Hubo quien pagó hasta 50 dólares (casi 950 pesos mexicanos) por poder estacionar como John Fuller, citado por el KCS. “Como fanático de los Jefes por 50 años, no creo que alguna vez extrañe esto”, dijo.

Otros, como Tammy Noyes y su familia pagaron menos: “Pagamos 40 dólares para estacionar, pero estaba a solo dos cuadras de distancia”, dijo Noyes. “Y valió la pena.”

El coach Andy Reid tocando el tambor de guerra de los Kansas City Chiefs. Foto Especial

Ya en Union Station, las voces se exhaltaron. El ala cerrada Travis Kelce, luciendo un abrigo Louis Vuitton dijo a gritos, micrófono en mano:”¡¡Estoy tomando aproximadamente la mitad de las cervezas que he estado tratando de beber, baby !!!!”.

“Esta es la escena más hermosa que he presenciado en mi vida”, dijo Kelce, uno de los cuatro jugadores que habló en la celebración después del desfile.

El mariscal de campo Patrick Mahomes, el profundo Tyrann Mathieu y el receptor abierto Tyreek Hill fueron los otros jugadores que hablaron.

El emotivo Kelce fue el más colorido. En un momento se refirió a los Hunts, dueños de los Chiefs, como “la familia Clark”. También rindió homenaje al entrenador de los Chiefs de una manera que solo Kelce podía.

“¿Qué tal 21 años?”, Dijo Kelce. “¿Todos saben lo que eso significa? Todo el mundo aquí está pensando: ‘Oh, ese es el tiempo que necesito esperar para tomar una bebida legalmente’. No. Veintiún años, ese es el tiempo que ha pasado para mi chico Andy Reid.

Los fans disfrutando de los discursos al final del desfile. Foto Especial

Uno de los más emocionados fue el mariscal Mahomes que se le vio bebiendo cerveza durante el desfile y que incluso, capturó una cerveza y la tomó de un sorbo para después aventar la lata a la calle.

Tras los gritos de MVP (Jugador Más Valioso) de la gente, Mahomes habló con una voz ronca para decir: ” Cuando comencé en Kansas City, el Lo primero que quería hacer era devolver el Trofeo Lamar Hunt a Kansas City, a esta organización”.

Agregó que ”la segunda cosa más importante que quería hacer era obtener el trofeo Lombardi para el mejor entrenador de todos los tiempos, Andy Reid”.

El presidente Clark Hunt fue el primer miembro de la organización en hablar. Levantó el trofeo Lombardi en homenaje a los fanáticos de los Chiefs. Muchos en la multitud ni siquiera nacieron la última vez que los Chiefs ganaron el Super Bowl.

“Compartir este momento con ustedes es algo que nunca olvidaré”, dijo Hunt.

Por su parte, Reid dirigió a los fanáticos en un grito de ‘¡Qué tal los Jefes!’ ‘Y luego hizo una promesa sobre la próxima temporada.

“El año que viene, volveremos aquí”, dijo. “Una vez más, baby”.

Finalmente Reid comenzó a sonar el tambor de guerra de los Chiefs y el resto del equipo hicieron la señal del Tomahawk acompañados de una multitud feliz.