Llevan comida y oración al mercado

El revolución se llenó de cantos, alabanzas y convivencia; católicos, evangélicos y el grupo Vive Migrante se unieron para llevar fuerza a los locatarios