Pide Diócesis responsabilidad

Adriana Estrada
El Mundo de Orizaba

Las leyes se van adecuando de acuerdo al momento histórico que se vive, sin embargo no debe ser por gusto o moda, por lo que los legisladores deben haber algo serio y con responsabilidad en las adecuaciones o actualizaciones en las leyes, consideró Eduardo Cervantes Merino Obispo de la Diócesis de Orizaba.
Ante el anuncio de que la reforma al Código Civil que contiene 50 puntos, entre ellos el matrimonio igualitario y el reconocimiento del concubinato, y que no será votado como se había estado anunciando.
El Obispo de la Diócesis consideró que le legisladores son los representantes de la comunidad y o son absolutos, por lo que deben mirar la formulación de la ley que favorezca la vida y el bien común, pero también deben de tener en cuenta el modo de pensar y ser, y de los valores que la comunidad que los eligió tienen en si mismo.
“Me parece que las leyes se van adecuando al momento histórico que se vive, pero no por gusto o moda, no por una ideología como tal que vive elementos de extremo, sino que se tiene que adecuar para la digna convivencia y el desarrollo integral de la persona”, consideró.
Cervantes Merino dijo que los planteamientos y votaciones no deben ser por dedazo o bancada, si no que por responsabilidad de cada uno que tiene que ver en la decisión de lo que es mejor para la comunidad.
Señaló que la base de la sociedad sigue siendo la familia, sin embargo hay otros elementos en torno a la familia como es la seguridad, dignidad de la persona, el respeto a la mujer en todas las circunstancias; lo que más lacera a la sociedad es la inseguridad por ello que urge se aplique la ley, y aunque la solución está en formar en valores, paz y justicia a la familia, pero aquel que altera el orden, también para eso hay las puniciones adecuadas que fórmula la ley y tienen que aplicarse.