Los cuarenta quemados del Atlas

Tomás Setién Fernández
El Mundo de Córdoba

No uno, no diez, sino cuarenta, han sido los entrenadores del equipo del Atlas alcanzados por la maldición del único entrenador de ese conjunto que lo doto de un campeonato de Liga, el Che Valdatti, habiendo aparecido elementos de notable trayectoria en las bancas, y en los vericuetos de sus técnicas y tácticas, pero sin poder alcanzar otro titulo de Liga, como lo hizo el argentino en el año de 1951,
De todos los entrenadores que comieron tres veces al día con su respectiva manteca, el mejor fue el argentino Marcelo Bielsa, llegado a esa organización en el año de 1993, estableciendo el doble trabajo monumental, de levantar las fuerzas básicas, de uno de los equipos que ha producido jugadores internacionales con bastante duración en Europa, Márquez y Guardado dos ejemplos, y es mas coló al equipo, en su primer año de gran labor en una liguilla.
De lo demás, es lo de menos, con un Tomás Boy tres veces en la dirección técnica, sin conducir a puerto seguro al atormentado equipo del Atlas, imitado por Ricardo Lavolpe, abundando los nombres que fueron famosos hace ya bastante tiempo, Arpad Fekete, Carlos Reynoso, el Profe José Guadalupe Cruz, Benjamín Galindo, Robert Dante Siboldi, Juan Carlos Chávez, Fernando Quirarte, Daniel Guzmán, y hasta el holandés del humor agrio Leo Beenhakker, tomo sus respectivas vacaciones, propiamente en el infierno.
Nadie encontrando la cuadratura al círculo ni de chiste, y echando a perder a aquellas figuras que proyectaban para grandes torneo a torneo.