Campeonato congelado

A Manera de Comentario
Tomás Setién Fernández

El equipo del América solo anotando un gol en la marcha ya de dos partidos, empatando dentro de un juego aburrido en extremo con los Xolos de Tijuana, que tal parece ya no están sacando al cien por ciento la ventaja de jugar en su cancha de pasto sintético, nos hacen contemplar el inicio del Torneo de Clausura 2020 como malo en extremo, aunque existen aun conjuntos con porteros de manos de mantequilla, y zagas que se resbalan con una cascara de cacahuate, como la de los Pumas y Ciudad Juárez, que siquiera en la pasada semana formaron goles por todas partes, dentro de aquel totalmente inesperado empate a cuatro tantos que se dio en la frontera.
Y si el conjunto cada vez menos azulcrema, hoy en día parece que sacaran un uniforme entre guinda y morado, ah bárbaros, convertido desde hace buen tiempo en el amo del espectáculo y las emociones fuertes, no da color, que se puede esperar de otros conjuntos débiles en extremo, que terminaran por contemplar el torneo actual, como un paseo por la aun bella Alameda Central de la ciudad de México, teniendo el tiempo necesario de degustar un raspado, y de acariciar la mano derecha de la mujer amada, y tras eso jugar al futbol.
Eso sí, equipo como el de los Gallos de Querétaro, sin poderse quitar del todo su condición de cuadro humilde, ligó su segundo éxito del actual campeonato, yendo a vencer a ese Puebla de la franja, que si una semana atrás se vio valiente, intrépido y hasta genial, en el inicio de la fecha tres fue pasto de la picotiza de los plumíferos manejados por un enteramente recobrado Víctor Manuel Vucetich, que entre sus cosas de inmediato resolución, tiene todavía la vigencia de aparecer como entenado del Rey Midas, marcando el único tanto del partido, un zaguero poblano en su meta, continuando los bastos.
Es decir, los primeros escarceos de un nuevo campeonato, están reposando en la espalda, todavía con la huella de marcados latigazos dentro de los tormentos de otros tiempos, de un equipo como el Querétaro, que sin forzar en demasía la memoria, fue uno de los constantes rompedores de piñatas, dentro de lo que fue la ultima fiesta extra del balompié mexicano rentado.
Pues solamente nos cabe esperar el final de la fecha tres, para esconder la cabeza en un hoyo realizado por una avestruz, o de plano a sacar humo de las manos aplaudiendo a cuadros como el de los Pumas, que ya tendrán su real prueba de fuego hoy domingo enfrentando al campeón Monterrey en su feudo de Ciudad Universitaria.
Por lo pronto el campeonato esta tan frío que requiere cuando menos de una taza de cafe hirviendo, o de una buena dote de chocolate, ese que nos hace recordar a La Abuelita.
Choques entre Cruz Azul y Santos, León versus Pachuca y Guadalajara ante Toluca bien pudieron calentar el ambiente en la jornada sabatina, y sino a congelarnos.

 

 

 

 

 

Los comentarios y puntos de vista expresados en esta página son cortesía y responsabilidad de quien los escribe, además de que no representan necesariamente el punto de vista de Sociedad Editora Arróniz