‘Hay psicosis por impuestos’

Agencia AVC

Xalapa.- El Servicio de Administración Tributaria (SAT) y la Asociación de Bancos de México (ABM) ejercen un “Terrorismo fiscal disfrazado” hacia los empresarios, quienes se enfrentan a un crecimiento económico “nulo”, y a esto se le añade que a partir del 1 de enero, debían poner en práctica el instrumento de facturación instantánea, señaló el vicepresidente de la Cámara Nacional de la Industria y la Transformación (Canacintra) Juan Manuel García González.
La sola mención de las facturas instantáneas, provoca una psicosis en los contribuyentes, consideró.
Hay que señalar que la facturación instantánea consiste en que un instrumento financiero ligará el chip de la tarjeta de crédito o débito, con el Registro Federal de Contribuyentes (RFC) y domicilio fiscal, y el objetivo del SAT es incrementar la recaudación de impuestos, y de esta manera detectar el origen y el destino de transacciones en efectivo, para disminuir la economía informal o de actividades ilícitas.
De acuerdo con lo expuesto por el presidente de Canacintra aún no hay posicionamiento “real” del SAT por lo que el tema “sigue volando mucho”, y lo que si ha creado el gobierno federal con esta nueva medida de cobro de impuestos es una “psicosis”.
“Es un problema serio, porque el crecimiento en México es nulo y si ahora además tienes un terrorismo fiscal disfrazado… Estamos verdaderamente preocupados y angustiados al respecto”, señaló el también empresario.
García González dijo que el SAT ha mostrado incapacidad para auditar a los “grandes generadores” de impuestos del país, por lo que sería “muy difícil” detectar a los pequeños contribuyentes.
Consideró que el gobierno federal primero debió concensar la política recaudatoria con los mexicanos y mexicanas, y de no hacerlo las autoridades, “calladitos nos vemos más bonitos”.
García González ofreció una conferencia de prensa para informar que los industriales de Canacintra se oponen al retroceso histórico que representaría de facto la anulación de la reforma energética por la vía de la cancelación a nuevas rondas de licitación de bloques para exploración y producción de hidrocarburos.
“Rechazamos los cambios normativos o acuerdos en la Comisión Reguladora de Energía (CRE) para fortalecer de manera artificial a la CFE y a Pemex o inhibir las inversiones privadas en el mercado de venta de electricidad, gasolina, diésel y gas lp. Los monopolios públicos o privados son instituciones extractivas que toman recursos de los usuarios o del erario público para generar falsas ideas de éxito o crecimiento económico a costa de terceros”, señaló Manuel García González.