Era taxista, el hombre lapidado

Leobardo Lima
Diario El Mundo

Nogales.- Los restos hallados en el interior de una vivienda en construcción en la colonia Ricardo Flores Magón de Río Blanco, corresponden al taxista que fue privado de su libertad el pasado lunes cuando fue abordado por tres sujetos en Orizaba. Fue asesinado a golpes.

Se trató de José Jorge Sánchez Rivera, de 70 años de edad, quien fue identificado por su esposa al solicitar la entrega del cuerpo para que fuera sepultado.

Ante la Fiscalía, la mujer dijo desconocer las causas por las cuáles fue asesinado su marido, ya que el hombre de la tercera edad no tenía problemas con alguna persona ni tampoco enemigos.

La teoría, de acuerdo a los primeros reportes de las autoridades, es que el ruletero tripulaba el taxi Nissan Tsuru número 1810 cuando tres sujetos en Orizaba le habrían hecho la parada para solicitarle los llevara a Río Blanco.

Presuntamente en el trayecto a punta de pistola lo obligaron a bajar y luego de subirlo a otro vehículo, escaparon con rumbo desconocido. El mismo lunes el taxi fue hallado abandonado a la altura de la escuela secundaria “Mártires de Río Blanco”.

Fue la tarde del pasado martes cuando el trabajador del volante fue hallado sin vida en el interior de una casa en construcción abandonada, en la calle Sandino de la colonia Flores Magón, ultimado a pedradas, dejándole el rostro destrozado.