Rechaza Diócesis ‘orquestar’ protesta

Jessica Ignot
El Mundo de Orizaba

A través de la difusión de un comunicado de prensa, el vocero de la Diócesis de Orizaba, el padre Helkyn Enríquez Báez señaló que “el pasado domingo 19 de enero, integrantes del Colectivo LGBTTTI emitieron un pronunciamiento y, en rueda de prensa, se me señala de haber declarado que “la Diócesis había levantado la voz y se había manifestado” en el Foro por la igualdad y la no discriminación “Hacia un Código Civil incluyente” realizado el pasado viernes 17 del presente”.
El sacerdote precisó que la Iglesia reconoce que en una sociedad plural y democrática deben existir leyes que regulan las distintas realidades emergen en el mundo actual.
Coinciden con los integrantes del colectivo en los valores subyacentes por los cuales están luchando y que incluso ha promovido durante varios siglos como son el reconocimiento de la dignidad de todo ser humano, la no discriminación, la libertad de expresión, la no violencia y la búsqueda de leyes justas.
“La iglesia condena todo tipo de violencia, verbal o física, especialmente en tiempos como los que vivimos en nuestro país y estado, sumergidos en una crisis de inseguridad”, detalla el comunicado de la Diócesis de Orizaba.
Y agrega: “respecto al señalamiento que hace en mi persona el señor Hugo Sánchez Badillo, niego categóricamente haber declarado en el sentido que expresa. Ni la Diócesis ni un servidor fuimos ”orquestadores“ de las manifestaciones que se dieron”.