De mal en peor

Agencias

El reincidir en el grito ofensivo hacia el arquero del Puebla, Nicolás Vikonis le salió caro al Atlas, por lo menos a su afición y es que la Comisión Disciplinaria decidió vetar con un encuentro al estadio Jalisco, por lo que los Zorros jugarán sin gente su siguiente partido como local en la Liga MX, es decir, en la fecha 4 frente a los Xolos de Tijuana el próximo 31 de enero.
En el comunicado oficial, la FMF señaló que “la Comisión Disciplinaria informa que se ha determinado sancionar con un partido de veto al Estadio Jalisco para el encuentro Atlas vs. Tijuana (Jornada 4, 31 de enero), del Torneo Clausura 2020; en seguimiento al protocolo definido para manifestaciones ofensivas, debido al comportamiento de los espectadores en la tribuna durante el encuentro de la jornada 2 entre el Atlas y el Puebla”.
El presidente del consejo directivo de Grupo Orlegi, Alejandro Irarragorri lamentó los hechos del pasado viernes, y llamó la atención de los aficionados del Atlas para que se comporten de manera adecuada, ya que de lo contrario, las sanciones por parte de la llamada Liga MX no cesarán.
“Lamentable lo ocurrido en el Jalisco. El orgullo de que ahí nació el grito debiera de cambiarse porque ahí muera”, dijo Alejandro Irarragorri, presidente de Atlas.