Balean a militares

De la Redacción

Maltrata.- Un presunto grupo de asalta tráileres baleó a un convoy de la Guardia Nacional (GN) en el tramo de la carretera federal Esperanza a Ciudad Serdán, en el estado de Puebla; después de los hechos, el grupo armado se dio a la fuga entre la maleza. Mientras que en Boca del Monte, Maltrata, delincuentes se enfrentaron a policías estatales de Veracruz.
El primero incidente ocurrió ayer alrededor de las 15:00 horas, cuando el convoy de elementos de la Guardia Nacional y la Policía Federal se desplazaban en la carretera de Esperanza con dirección a Ciudad Serdán, cuando los delincuentes comenzaron a dispararles escondidos entre unos arbustos.
Los militares regresaron para repeler la agresión, sin embargo, los delincuentes huyeron perdiéndose entre los matorrales. Hasta anoche no se habían reportado militares o policías heridos en esta agresión.
De acuerdo a información de autoridades, el convoy realizaba tareas de vigilancia como parte de las acciones en carreteras federales y estatales para disminuir los índices delictivos, cuando un grupo de hombres armados trataron de emboscarlos.

Se enfrentan a estatales
Por otro lado, elementos de la Secretaria de Seguridad Pública del Estado (SSP) asignados a Maltrata, se enfrentaron a balazos contra un grupo de hombres armados que minutos antes robaron un tractocamión en la autopista a la altura del kilómetro 225, el cual posteriormente introdujeron al poblado de Boca del Monte.
Tras el reporte del atraco, los uniformados localizaron en esa zona una camioneta Raptor color roja con varios sujetos abordo, quienes al notar su presencia comenzaron agredirlos a balazos. Los estatales repelieron la agresión y minutos después los delincuentes se dieron a la fuga con dirección al poblado de Agua Cercada.
Finalmente la camioneta Raptor F150, modelo 2012, con placas MTV6935, fue hallada abandonada y con varios impactos de bala, así como un chaleco táctico color negro en su interior.
El vehículo fue asegurado por la SSP quedando a disposición de las autoridades ministeriales con sede en Nogales. Hasta anoche los asaltantes no habían sido localizados, tras escapar a pie entre la maleza.