Asalta comando ¡a sacerdote!

btr

Leobardo Lima

Diario El Mundo

Mariano Escobedo.- Al menos 20 sujetos con el rostro cubierto y portando armas de fuego interceptaron a un presbítero de Coscomatepec, cuando circulaba en la carretera de la congregación de Loma Grande con la intención de privarlo de su libertad, sin embargo, al decirles “soy sacerdote” los delincuentes únicamente se llevaron su camioneta Jeep en la que se trasladaba con dos hermanos.

Los delincuentes lograron escapar sin problema alguno, mientras que el clérigo y sus familiares se trasladaron a las instalaciones de la Subunidad de Procuración de Justicia de Nogales para interponer formalmente su denuncia por el delito de robo con violencia.

El atraco

De acuerdo a la querella, el pasado sábado alrededor de las 17:30 horas el sacerdote José Anastacio N. viajaba junto con dos de sus hermanos en una camioneta Jeep color rojo sobre la autopista Puebla-Córdoba, la cual presentaba carga vehicular debido a un bloqueo.

Ante esto, optaron por incorporarse a la carretera federal con dirección a Orizaba a través del tramo de la congregación de Loma Grande, en el municipio de Mariano Escobedo.

En el camino había pocos vehículos circulando y estaba próximo a oscurecer, lo que fue aprovechado por un comando de al menos una veintena de sujetos que llevaban el rostro cubierto con paliacates, a bordo de tres camionetas.

Lo perdonan

Los vehículos le cerraron el paso a la camioneta Jeep y de inmediato descendieron varios sujetos para rodear las víctimas, a las cuales los bajaron con lujo de violencia mientras les apuntaban con las armas.

Dos de los delincuentes trataron de llevarse a José Anastacio en una de las camionetas en las que se trasladaba el comando, pero alcanzó a decirles que era sacerdote, ante lo cual fue dejado en el sitio del ataque junto con sus familiares.

No obstante, les arrebataron las llaves de la camioneta Jeep para abordarla y escapar junto con los otros tres vehículos utilizados para este atraco.