Rechazan violencia grupos LGTTB

Adriana Estrada
El Mundo de Orizaba

Integrantes de organizaciones civiles y la Comunidad LGTTB rechazaron la violencia e hicieron un llamado al diálogo basado en respeto y argumentos jurídicos.
Esto tras los hechos suscitados el pasado viernes en el Foro realizado para presentar la propuesta de Reforma al Código Civil de Veracruz en el que se contempla el matrimonio igualitario y donde grupos católicos arremetieron contra los presentes. Agrupaciones LGTTB y feministas lamentaron los hechos de violencia que fueron provocados por los grupos que dicen defender la paz.
En un pronunciamiento al que dieron lectura, expusieron que la cultura de la paz consiste en una serie de valores, actitudes y comportamientos que rechazan la violencia y previenen los conflictos tratando de solucionar los problemas mediante el diálogo y la negociación entre las personas y las naciones teniendo en cuenta un punto muy importante que son los Derechos Humanos, pero así mismo respetando e incluyéndolos en los tratados.

“Había grupos de
choque infiltrados”
Colectivos feministas de la región centro del estado, responsabilizaron a la Diócesis de Orizaba, especialmente a su vocero, Helkyn Enríquez Báez, de promover la violencia, esto luego de la confrontación verbal y física registrada el viernes pasado en el foro de análisis para las reformas al Código Civil del estado.
En este sentido rechazaron la participación de grupos religiosos de choque infiltrados en los encuentros sobre la Reforma Integral al Código Civil, quienes demostraron una postura violenta, agresiva, de intolerancia y falta de respeto, fomentando un discurso equivoco, manipulando la información de dicha Reforma e incitando a un discurso de odio e incluso amenazando que “puede correr sangre” si se lleva a cabo el encuentro en la ciudad de Boca del Río programado para el día 22 de enero.
Ante esto, dijeron que están abiertos a escuchar propuestas, pero argumentadas jurídicamente no teológicamente, pues es de recordar la laicidad del Estado y que puedan ser incluidas en la reforma siempre en el marco del respeto y tolerancia para propiciar el diálogo buscando los puntos de acuerdo bajo el principio de no discriminación a los Derechos Humanos.
Asimismo lamentaron que la administración municipal no haya actuado para controlar las agresiones en su contra. De hecho aseguraron que de haber sido ellos se les hubiera aplicado el peso de la ley.