Cuesta abajo a toda velocidad

Paola Contreras
Cortesía

Con gran éxito, el grupo integrado por ciclistas de la región, en donde también se pudo apreciar a algunas mujeres, cumplieron hace unos días con la ruta de convivencia de 40 kilómetros en total, en donde el principal objetivo fue aprender nuevas técnicas en el tema del descenso o Downhill.
La rodada tuvo comienzo en el Puente Atirantado de la ciudad de Orizaba, tomando rumbo con dirección a los municipios de Río Blanco, pasando por Nogales, Ciudad Mendoza y el destino final, Palo Verde y El Nicho.
Debido a la gran aceptación que tuvo, así como la adrenalina que se vivió en este fin de semana al descender de manera extrema por veredas y caminos rocosos, el jueves, nuevamente se volvió a realizar el recorrido, los cuales han sido de manera gratuita.
Aunque la invitación se hizo a la población en general que tenga el gusto por rodar en bicicleta, para estas rutas con el nivel de dificultad alto, se hizo hincapié que deberían presentarse ciclistas que cuenten ya con un poco de experiencia en la modalidad MTB, esto con la finalidad de evitar accidentes y cumplir acertadamente con el recorrido.