Revientan foro por la igualdad

Jessica Ignot
El Mundo de Córdoba

Orizaba.- Integrantes del Frente Nacional por la Familia y Provida reventaron el Foro: “por la igualdad y la no discriminación” donde la diputada Mónica Robles expondría la propuesta de la Reforma del Código Civil que contempla la modificación de 52 artículos entre los que contempla el matrimonio igualitario, el concubinato, el divorcio incausado, pensión para la esposa, entre otros puntos.
Al inicio el foro, se dio una confrontación verbal y de empujones entre integrantes de quienes defienden a la familia natural y miembros de diferentes organizaciones que están a favor de esta reforma como el Colectivo Feminista Cihuatláhtolli, Marea Verde, Colectivo Igualdad, entre otros.
Entre gritos y consignas, integrantes del Frente Nacional por la Familia y Provida se negaron a escuchar propuestas de la legisladora y ponentes que hablarían sobre la reforma a los 52 artículos del Código Civil.
Levantaron cartulinas y gritaron consignas defendiendo al matrimonio natural, conformado por hombre y mujer; dijeron estar en contra de la propuesta del matrimonio igualitario, la adopción de niños en parejas del mismo sexo, el aborto y el reconocimiento del concubinato.
En tanto, los grupos feministas y de la comunidad lésbico gay, exigían la realización del foro para informarse y conocer las propuestas que trae la reforma a los 52 artículos del Código Civil de Veracruz.
El encuentro fue en la sala Eiffel del Palacio de Hierro; al inicio se hicieron las presentaciones de los ponentes como la diputada Mónica Robles Barajas quien promueve esta iniciativa, así como la magistrada Irma Dinora Guevara Trujillo.
Al momento de iniciar con los diálogos, los integrantes del Frente Nacional por la Familia y Provida, levantaron las pancartas en rechazo, y señalaron que no aceptan la reforma porque consideran que atenta contra lo que ellos consideran el matrimonio y la familia natural.
Gabriel Miranda, representante del Frente Nacional por la Familia en Orizaba, gritando consignas se acercó hasta el estrado para manifestar su rechazo a los ponentes y acusó que el foro estaba integrado solamente por aquellas personas que están a favor de la reforma. Lo increpó Jairo Guarneros Sosa, integrante del Colectivo Feminista Cihuatláhtolli y defensor de derechos humanos.
Esto provocó que integrantes de grupos de la comunidad lésbico gay y demás integrantes de los grupos opositores a la reforma iniciaron una confrontación verbal y hasta de empujones, en ambos casos manifestando sus posturas a favor y en contra de la reforma.
Cada grupo tomó una posición dentro de la sala, dividiéndose entre quienes están a favor y quiénes están en contra de esta reforma. El grupo a favor del matrimonio natural gritaba consignas y el grupo a favor del matrimonio igualitario observaba, tratando de evitar más confrontaciones.
Mientras que apenas un grupo de cuatro pastores cristianos permanecieron de pie, observando la dispuesta y en silencio, protestando por la reforma que se propone al Código Civil de Veracruz.
El director de Turismo en Orizaba, Jobo Lara Rivera tuvo que intervenir buscando un diálogo entre ambas partes, pero no hubo éxito alguno, pues los ánimos estaban exaltados.
También llegó el secretario del Ayuntamiento, Alfredo Hernández Ávila buscando mediar entre ambos grupos y poder encontrar un diálogo.
Los ciudadanos a favor de la reforma e integrantes de grupos feministas y de la comunidad lésbico-gay, se sentaron en el piso y guardaron silencio esperando el inicio del foro; mientras los integrantes del Frente y Provida, seguían gritando consignas exigiendo también seguridad, educación y salud.
Poco más de 40 minutos duró esta manifestación; pues el grupo que está a favor de la familia natural salió de la sala tras lograr que la diputada Mónica Robles sostuviera con ellos una reunión a puerta cerrada en otra sala ubicada en los bajos del Palacio de Hierro.
Mientras en la sala Eiffel se desarrollaba finalmente el foro, donde se dio información sobre la reforma a los 52 artículos del Código Civil.
En otra sala, la diputada sostenía una reunión con quienes están a favor de la familia natural, misma que duró un aproximado de 30 minutos.
Al salir de esta reunión, los integrantes del grupo a favor de la familia natural señalaron que se manifestarán en el Congreso del Estado para evitar que esta reforma sea votada, pues no estuvieron de acuerdo con la respuesta de la diputada Mónica Robles Barajas quién aseguró que la reforma continuará tal como está planteada desde un inicio.
Entrevistada al respecto, la diputada señaló que no cederán a las amenazas y chantajes del Frente Nacional por la Familia quienes amagaron con castigar al partido con los votos en las elecciones próximas.
“Los legisladores no deberíamos legislar en base a eso: a una amenaza o en referencia a si me da votos o no; se debe de legislar de acuerdo a lo que marca la ley y en beneficio para la ciudadanía, y esta reforma si protege a alguna figura, es a la familia veracruzana”, consignó.
Aseguró que no se puede votar en contra de esta reforma debido a que hay mandato de la Suprema Corte de Justicia donde señala para Veracruz la legalización del matrimonio igualitario, pues de no hacerlo se estaría incurriendo en un acto de discriminación y violatorio de los Derechos Humanos.
Dijo que la reforma al Código Civil tiene otros beneficios para la población.