Oran por salud de mascotas

Alejandro Aguilar
El Mundo de Córdoba

“Son parte de nuestra vida, parte de la armonía de la familia”, destacó el padre Antonino Ameca Rodríguez en la misa de animalitos en honor a San Antonio Abad. Oficiada en la iglesia de San Miguel Arcángel, los feligreses elevaron una oración para evitar el sufrimiento de estos seres vivos.
Como cada 17 de enero, los creyentes católicos llevaron a sus mascotas a la eucaristía para ser bendecidos, en la que el padre Antonino Ameca relató la vida de Antonio Abad quien nació en Egipto, y fue un monje cristiano.
Mencionó que san Antonio Abad vendió todas sus posesiones, entregó su dinero a los pobres y se retiró a vivir a una comunidad local durmiendo en una cueva, buscando la purificación del espíritu para descubrir la sabiduría a base de observar a los animales y el amor divino a través de la naturaleza.
Refirió que la bendición a los animales es una garantía de salud y bienestar para la mascotas; recalcó que la tarea de los dueños de mascotas es proveerlos de alimento, medicación, albergue y demás atenciones para dignificar su vida.
“Deben tener como nosotros la Divina Providencia, casa para cuando hace frío, vestido y sustento, no deben matratarlos, si les agarra moquillo, al doctor, pulgas o diarrea, al doctor”, refirió el sacerdote.
En una plegaria pidieron la intercesión de San Antonio Abad, por piedad de los animales domésticos, por los que son capturados para ser llevados a circos, por los que son de experimentación para que sean salvados de su sufrimiento.
Reiteró su exhorto a querer y cuidar a nuestras mascotas.