Nominado al Nobel de la paz admite haber violado a menores

Foto: Especial

Redacción

Un activista estadounidense reconocido por sus trabajos para terminar con el abuso sexual infantil, admitió haber tenido relaciones sexuales con un menor de edad en junio de 2018. Además, se descubrió que poseía y distribuía pornografía infantil que incluía a niños menores de 12 años.

Se trata de Joel Davis, antiguo estudiante de la Universidad de Columbia, en Nueva York, quien fue nominado al Premio Nobel de la Paz a los 19 años, y quien en un artículo, publicado en 2017 por el sitio NBC News, explicó que fue víctima de abuso sexual durante su infancia.

Davis, de 24 años, fue descubierto tras haber sido contactado por un agente del FBI encubierto en un sitio web conocido por ser frecuentado por personas con un interés sexual en menores, entre otros fetiches sexuales.

El fiscal federal, Geoffrey S. Berman, indicó que “Joel Davis acordó encontrarse con un chico de 15 años para tener relaciones sexuales, y participó en actividades sexuales ilegales con el joven (…) también poseía pornografía infantil que incluía a niños menores de 12 años. Davis se enfrenta con razón a una larga pena de prisión por victimizar a niños”.

Las autoridades informaron que el activista Davis, intercambió números de teléfono y mensajes de texto con el agente, diciéndole que estaba interesado en niños de cualquier edad, informó el sitio Fox News.

Asimismo, admitió haber tenido relaciones sexuales con bebés de tan solo nueve meses, además, le pidió al oficial videos sexuales explícitos de su hija de 9 años y que organizara un encuentro sexual entre él y un bebé de 2 años.

“Habiendo comenzado una organización que presiona para poner fin a la violencia sexual, Davis mostró el más alto grado de hipocresía por sus supuestos intentos de explotar sexualmente a varios menores”, afirmó el subdirector del FBI, William F. Sweeney Jr.

Añadió: “Como si esto no fuera suficientemente repulsivo, Davis supuestamente poseía y distribuía imágenes completamente explícitas de bebés y niños pequeños inocentes que eran abusados sexualmente por adultos”.

Cabe mencionar que el delito del que se declaró culpable tiene un mínimo obligatorio de 10 años en prisión y un máximo de cadena perpetua, sin embargo, por poseer pornografía infantil, podría ser sancionado con 20 años de cárcel. Su sentencia se programó para el 7 de mayo próximo.