Cuando los árbitros agreden a jugadores

Tomás Setién
El Mundo de Córdoba

Bonifacio Nuñez Vega, un arbitro show, que se encuentra en el retiro definitivo de practicar el arbitraje dentro del fútbol mexicano rentado, tuvo el extraño récord, presenciado en la cancha del Estadio Luis Pirata De la Fuente en Veracruz, de haber dado un golpe de pecho a aquel jugador Roberto Medina que termino jugando con el Monterrey, tras grandes temporadas llevadas al cabo dentro del equipo de los Pumas, Medina al hacer un reclamo, al momento de llevar al cabo un saque de banda, recibió como respuesta un golpe sobre su pecho proporcionado por Bonifacio, que tenia su propio reglamento que era seguido y festejado por los diversos públicos, hacia donde llegaba a realizar su trabajo, la reacción de Roberto Medina fue de un jugador tranquilo, y para nada pidió un castigo llegado al año de suspensión de labores de Nuñez, cuyo nombre volvemos a repetir, servia para llenar cualquier clase de estadios en torno a nuestro máximo circuito. dentro del fútbol profesional.
Otro arbitro para nada golpeador de jugadores, pero si fiscal de hierro con los que fallaban claras oportunidades de gol fue el inolvidable inca Arturo Yamasaki, mismo que en una jornada de partido oficial un domingo por la tarde en Zacatepec, expulso a aquel ariete cañero Ricardo Castro por haber fallado hasta en tres ocasiones frente al marco del equipo rival. Castro perplejo interrogo a Don Arturo porque razón lo expulsaba del terreno de la acción, obteniendo la respuesta inmediata del arbitro, por lelo y fallon frente a la meta.

Los comentarios y puntos de vista expresados en esta página son cortesía y responsabilidad de quien los escribe, además de que no representan necesariamente el punto de vista de Sociedad Editora Arróniz