Bloquean la caseta por conflicto de agua

Alán García
El Mundo de Córdoba

Más de 300 habitantes de Rincón de Atotonilco, comunidad de Calcahualco, ubicado en los límites con Puebla, tomaron ayer la caseta de peaje de Fortín ante el conflicto que prevalece desde hace mes y medio por una obra de introducción de agua que ejecuta el presidente de Quimixtlan, Puebla, en la comunidad de Xacaxomulco, lo cual ha generado invasión de terrenos, tala y confrontaciones entre habitantes.
Los manifestantes denuncian que dicha obra afecta su comunidad debido a que están derribando árboles y dañando la zona boscosa.
Acusaron al gobierno de Quimixtlan, Puebla, de ecocida, debido a la obra de introducción de agua que extraerán del río Jamapa el cual nace en el volcán Pico de Orizaba, para beneficiar a su comunidad de Xacaxomulco.
Dijeron que informaron a la Comisión Nacional del Agua (Conagua) pero no han sido escuchados.
Por ello, cerca de las 11 de la mañana tomaron la caseta impidiendo el paso a miles de conductores que se quedaron varados durante más de dos horas y media. Personal de Gobierno del Estado dialogó con ellos y lograron un acuerdo por lo cual a las 13:40 horas liberaron la pista.
El acuerdo fue que para las 17:00 horas se presentarían representantes de Conagua, Fiscalía y Agrario para llegar a un acuerdo, pero al incumplir las autoridades optaron por tomar de nuevo la caseta.
La manifestación se prolongó hasta las 11:30 de la noche cuando fue liberada esta importante vía que comunica al Centro con el Sur del país, luego de llegar a un acuerdo con Francisco Gómez Huerta, de la Comisión de Agua Potable de Puebla.
Región