Rayos y centellas

Tomás Setién Fernández

La supremacía de los artilleros extranjeros en el futbol mexicano rentado ha sido casi de siempre, un mucho debido a las contrataciones múltiples que se han dado. trayendo delanteros de otra clase de nacionalidad a la mexicana. en donde el célebre hasta el ultimo partido de futbol profesional en México, Evanivaldo Castro Cabinho estará reinando, ya con muchos años de retiro de las canchas, en base a esos 312 goles anotados a todo lo largo y ancho del futbol mexicano de paga, habiendo dejado asentado de igual manera sus siete títulos de goleo individual que lo hacen eternamente inalcanzable, en el tiempo que le quede al mundo de seguir respirando.
La huella demoledora de los grandes delanteros extranjeros, se sintió desde el primer torneo profesional con la llegada de Isidro Langara, coronado con todas las reverencias del mundo con el equipo del España, llevándose el primer título de goleo individual, al haber anotado nada menos que 27 tantos.
Y de ahí para el real, solo en torneos no parecidos a otros, han brillado los delanteros mexicanos, con la mecha encendida tanto en piernas como en cabeza, tomando como ejemplo al equipo del Guadalajara que por mucho tiempo marco el paso redoblado de los equipos dentro de nuestro balompié organizado.
Sin tener abundancia de campeones de goleo las Chivas, se estrenaron en ese tenor en la temporada 57-58, en base a los grandes tantos anotados por Crescencio Gutiérrez, Alias El Mellone, siendo Salvador Reyes su segundo rey en el goleo individual.
Reduciéndose los espacios de los reyes del goleo de Chivas Rayadas a través de los años, en donde aparecieron como reyes del chinampín Javier Hernández El Chicharito con su modalidad de fenómeno de las canchas, Omar Bravo, siendo el último campeón goleador de tamaño equipo Alan Pulido que tuvo que partir en dos la corona, con el ariete argentino del Necaxa Mauro Quiroga.
Héctor Hernández que fue una de las grandes figuras en la delantera del equipo del Guadalajara, fue campeón goleador pero jugando para el equipo del Oro, cuadro ya desaparecido del entorno de la Perla de Occidente.
Siendo Carlos Hermosillo, jugando para el Cruz Azul el delantero mexicano que tuvo mas tiempo sentado en el trono de los goles ejecutados, a través de tres campeonatos seguidos.
Por cierto, Cabinho logro cuatro títulos de goleo individual con Pumas, dos con el equipo del Atlante y una con el León.
Resultando honrosas excepciones los delanteros mexicanos Luis García y Enrique Borja nunca campeón de goleo con Pumas, pero si con el América.

Los comentarios y puntos de vista expresados en esta página son cortesía y responsabilidad de quien los escribe, además de que no representan necesariamente el punto de vista de Sociedad Editora Arróniz