Ser más saludable

Hands writing on old typewriter over wooden table background

Ana Tere Herrera Coach certificado

Un gusto volverlos a saludar en este 2020, para muchos de nosotros el año nuevo es una fecha que puede ser importante para el cumplimiento de nuestras metas y objetivos, hacer una revisión del avance, retomar o volver a generar nuevas y así lograr lo que deseamos en nuestra vida.
En lo personal lo que cada año reviso y planteo mejorar el estilo de vida, hablando de un plan para adoptar hábitos saludables. Para ello hoy te comparto algunos propósitos que sigo y que me han resultado para que el año se convierta en tu año más saludable.
En primer lugar, está la ALIMENTACIÓN: La alimentación es importante, no solo por vernos bien y prevenir la obesidad, sino porque influye en muchas patologías, como la diabetes, el colesterol, o las enfermedades cardiovasculares. Acostumbrarnos a comer sano no es difícil y, si le echamos un poco de imaginación, conseguiremos unos platos sabrosos y equilibrados en vitaminas, proteínas, carbohidratos y grasas. Lo cual hará lucir una piel radiante y mejorará nuestra movilidad, aumentando nuestra vitalidad, energía física y mental.
Practicar más DEPORTE: El ejercicio físico regular, no que te vuelvas un atleta de alto rendimiento, pero si que lo practiques más seguido o que lo comiences a incluir en tu rutina diaria, ya que ayuda a prevenir enfermedades y proporciona bienestar, tanto físico como mental. Además, el deporte libera estrés, ayuda a mantener el peso y a dormir mejor.
La Organización Mundial de la Salud recomienda practicar, como mínimo, 2 horas y media de ejercicio de intensidad moderada a la semana En todo caso, cualquier tipo de actividad es mejor que no hacer nada. Si no te ves capacitado para salir a correr o no puedes ir al gimnasio, ¡echa a andar! Es una de las actividades más completas que hay.
Dejar el consumo de ALCOHOL ó TABACO: Aunque te parezca impensable, sí puedes hacerlo. Sí, tienes fuerza de voluntad. Miles de personas lo han conseguido, así que, tú también puedes lograrlo. Primero acepta que hay un problema en la cantidad de alcohol o tabaco que consumes, si comienzas a hacer un plan, conciénciate y fija una fecha, informa a tus familiares y amigos de que vas a dejarlo, y visita a un médico por algún programa para dejarlo. La conciencia y aceptación, aunados a la fuerza de voluntad es clave, pero para ello debes reconocer que te haces un daño a ti mismo, y que el alcohol como el tabaquismo son agentes potencialmente carcinogénicos, por ello, su consumo aumenta las posibilidades de padecer algún tipo de cáncer, endurecimiento de arterias y vejez celular. Ya que producen el 40% de los casos de cáncer y el tabaco es agente activo en once tipos de tumores (pulmón, cavidad oral, faringe, laringe, esófago, estómago, cuello de útero, vejiga, riñón, páncreas y próstata), sin describir el daño en los órganos por el excesivo alcohol en el organismo.
Para alcanzar tus metas este nuevo año, es fundamental que seas realista. Prioriza las más importantes para ti y las que de verdad estás dispuesto a cumplir. Plantearte varios cambios a la vez puede ser difícil. Por ejemplo, es mala idea dejar de fumar y a la vez hacer una dieta para perder peso.

Una vez que tengas claros tus propósitos, elabora un plan para conseguirlos: ¿cuándo vas a empezar? ¿Qué acciones concretas vas a llevar a cabo? Recuerda escribirlas y firmarlas, todos los días repasa tus metas y objetivos que mejoren tu salud. No olvides encontrar un motivo ya que la motivación es importante, cuidar tu mente es cuidar tu cuerpo, y con sólo cambiar algunas cosas pequeñas en tus pensamientos día a día, puede ayudarte más de lo que te imaginas. Ya sabes que, en temas de salud, en su mayoría es necesario acercarte a profesionales, médicos, enfermeras, coach, nutriólogos, psicólogos, tú tienes la capacidad de decidir quién pueden ayudarte a lograr tus metas y convertirte en una persona más saludable. ¡FELIZ AÑO!

Los comentarios y puntos de vista expresados en esta página son cortesía y responsabilidad de quien los escribe, además de que no representan necesariamente el punto de vista de Sociedad Editora Arróniz