Quita detenido arma a policía

De la Redacción

Córdoba.- Un sujeto fue capturado anoche por elementos de la Policía Municipal al ser el responsable de un asalto a mano armada en una tienda de conveniencia de la avenida 11. Durante la detención, el sujeto desarmó a uno de los oficiales y realizó dos detonaciones de arma de fuego.
De acuerdo a los primeros informes recabados por los agentes policiales, los hechos ocurrieron alrededor de las 20:00 horas, cuando un hombre llegó al establecimiento ubicado en la esquina de la avenida 11 y calle 1, frente al hospital del IMSS.
Según los reportes, el sujeto amagó a los empleados y tomó dinero de la caja registradora, sin embargo, cuando estaba por salir de la tienda fue empujado por uno de los agraviados.
El delincuente perdió el equilibrio y se impactó contra la puerta principal quebrando uno de los cristales, lo que le causó varias lesiones. “Yo estaba esperando un taxi cuando escuché que alguien quería a la Policía, no supe qué pasaba hasta que me dijeron que los habían asaltado”, contó una mujer.

Intenta escapar
El sujeto corrió hacía la avenida 9, mientras los agraviados pedían auxilio; dos grupos de policías se encontraban cerca y ubicaron al supuesto ladrón en la esquina con la calle 7.
Varios policías sorprendieron al sujeto que intentó darse a la fuga, pero fue sometido por los elementos quienes lograron esposarlo. “Venía corriendo por la banqueta y varias personas le hicieron señas a los policías, qué bueno que lo agarraron y pague por lo que hizo”, dijo una vecina.
Mientras el ladrón era trasladado a una de las patrullas, el delincuente se apoderó del arma de cargo de un oficial, con la que realizó dos disparos. Los elementos lo despojaron de la pistola escuadra y lo subieron de inmediato a una de las unidades.
Dos paramédicos de grupo Sirena acudieron a la tienda y revisaron a uno de los empleados, quien resultó con varios cortes debido al cristal que destrozó el ladrón. Sus heridas no fueron de consideración y no fue necesario su traslado a un hospital.
El hecho causó causó expectación entre automovilistas y peatones. A algunos clientes les fue negado el servicio debido a que el encargado de la tienda realizaría un corte para determinar el monto de lo robado.