Piden a maestros prevenir tragedias

Adriana Estrada
El Mundo de Orizaba

Derivado de los hechos ocurridos en un colegio de Torreón, Coahuila, es importante que los docentes tomen algunas medidas de prevención, por lo que se enviaron estrategias para la zona 023, dio a conocer Edgardo Odilón Martínez supervisor escolar.
“No nos toca juzgar quien tuvo la culpa de ese acontecimiento, pero la verdad es que sí nos toca atender las realidades en nuestras escuelas”, dijo.
Cómo parte de las estrategias inmediatas a aplicar para prevenir sucesos violentos, los directores de la zona les fue emitido una serie de recomendaciones que a su vez deben hacer saber a sus maestros para aplicarlo en la población estudiantil, mientras se espera la indicación oficial sobre las acciones por parte de la SEV, señaló.
Mencionó que después de sucesos violentos, niñas, niños y adolescentes pueden presentar ansiedad y miedo, aun cuando esos hechos no han ocurrido en sus hogares, escuelas o
comunidades, pero de los cuales tienen conocimiento, por lo que es fundamental que cuenten con herramientas en estas circunstancias.
Mediante un documento que fue elaborado por la Secretaría Ejecutiva del Sipinna y que se hizo circular a los directores se exponen recomendaciones para ayudar a madres, padres y personas cuidadoras a apoyar y acompañar a niñas, niños y adolescentes a asimilar y sobrellevar dichos temores y detectar cuándo se requiere mayor apoyo y canalización a servicios especializados.
Odilón Martínez destacó que los niños y adolescentes tienen el derecho a vivir una vida libre de violencia, por lo que en corresponsabilidad, se debe garantizar su protección, siendo muy fundamental no desestimar el impacto que la violencia en el entorno comunitario puede generar en la niñez y adolescencia, sin importar su edad.