Exigen abasto de retrovirales

Jazmín Suazo
El Mundo de Córdoba

Luego de que en Veracruz murieran cerca de mil personas por VIH-SIDA en el 2019, organizaciones civiles manifiestan su inconformidad por el desabasto de antirretrovirales que ha afectado a pacientes del IMSS, ISSSTE y Pemex, infringiendo la NOM 010 en la que establece que el Estado debe garantizar la provisión de medicamentos.
“Desabasto de antirretrovirales Stribild y Bytarvi (éste último) es el medicamento que el IMSS empezó a dar a los derechohabientes que tomaban Efavirenz y Truvada, se les hizo el cambio pero ahora resulta que no lo hay en las farmacias, y como lo es sabido pone en riesgo la salud y la vida de las personas que toman dicho medicamento”, señaló Alejandro Mendoza, presiente de Sí a la Vida.
Al no haber medicamentos para contrarrestar los síntomas, pone en riesgo a los enfermos, pues pueden sufrir una mutación del virus, hacerse resistentes a los medicamentos o presentar una falla virológica del Sida.
Por eso, la Red Mexicana de Organizaciones en contra de la Criminalización del VIH manifiesta su inconformidad.
Incluso ya se han interpuesto quejas ante la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).
“La falta de entrega oportuna de medicamentos ARVs es altamente perjudicial debido a que al suspender la medicación se duplica el riesgo de progresión de la infección causada por el VIH, lo que aumenta la posibilidad de que el virus sufra mutación, se produzca un VIH resistente a los medicamentos, pueda haber falla virológica y se desarrolle el Sida… poniendo en riesgo la vida de las personas”, señalan en un comunicado.
Los cambios de esquemas de antirretrovirales deben obedecer a fallas terapéuticas o alguna mejora para los usuarios, en estricto apego a lo que dispone la Guía de Manejo Antirretroviral de las personas con VIH vigente, no a la disponibilidad de lo comprado o distribuido por el Gobierno federal.
“Consideramos que la problemática se concentra no solo en las acciones de adquisiciones y compras de medicamentos, sino que resulta igualmente importante la distribución suficiente y organizada, así como la entrega oportuna a cada una de las personas con VIH”, refiere Patricia Ponce, presidenta del Grupo Multisectorial.
Este problema inició el 3 de mayo del 2019, cuando el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció excepción en la compra de medicamentos ARVs; tres días después la Secretaría de Salud federal emitió un comunicado en donde se notifica que: “Se atenderán los casos en donde se reporte falta de medicamentos y de llegarse a presentar una situación específica, los médicos pueden sustituirlo por otro de igual o mayor barrera”.
El 6 de diciembre de 2019, el IMSS emitió un comunicado donde aseguró que adelantaría la ministración del nuevo esquema de ARVs para garantizar servicios médicos a sus derechohabientes.
“La Red Mexicana es respetuosa de los procedimientos administrativos en la adquisición de bienes y servicios… pero ello no justifica la suspensión o incumplimiento de las obligaciones federales para con la garantía de los derechos humanos hacia las personas con VIH o con Sida”.