Convierten en arte lana y estambre

Pablo Salas
Cortesía

Ciudad Mendoza.- Estambre y lana de borrego son los elementos principales para la fabricación de vistosos gorros, guantes, bufandas, suéteres, ponchos entre otros abrigadores artículos hechos por manos artesanas de Soledad Atzompa.
Provenientes de congregaciones y localidades de este municipio, donde las artesanías son el sustento económico de familias que viven entre la pobreza, el rezago social y las bajas temperaturas, cifras municipales afirman que más del 50 por ciento de la población depende de estás actividades.
Beatriz Hernández, junto con su madre y hermanas, diariamente se trasladan al parque municipal para vender sus productos en la explanada principal, asegura que existen días dónde las ventas son bajas inclusive nulas, aunque durante temporada invernal tienen un repunte, considera que la iniciativa por parte del gobierno municipal de fomentar la venta de artesanías, generan una oportunidad para trabajar honradamente.
El Ayuntamiento nos permite establecernos en lugares designados como el parque municipal, afortunadamente para nosotros el pago de cuota no se realiza por tener permiso del alcalde, después de muchas peticiones nos han permitido establecernos, anteriormente teníamos que pagar o teníamos que abandonar la zona por no estar permitido, aseguró.
Considerada como una población de alta marginación, los habitantes de Soledad Atzompa no cuentan con acceso a fuentes de empleo, su segundo lugar a nivel estatal en analfabetismo confirma su preocupante rezago, estás condiciones de vida favorece para la migración de niños y jóvenes a los Estados Unidos, no obstante en la técnica de tejido han encontrado una alternativa de sustento de vida.

Transmiten “su arte”
por generaciones
Una herencia de conocimientos son los transmitidos generacionalmente a los niños y niñas en el tratado y confeccionado de artículos de origen de lana de borrego, que a través de la técnica del tejido, diseñan coloridos gorros, guantes, ponchos, bufandas entre otros más, las temáticas pueden variar desde un animal, personaje o diseño propio.
El tiempo de elaboración puede variar de acuerdo a las medidas requeridas, aunque en promedio un gorro con un diseño de animales puede realizarse en un promedio de tres o cuatro meses, todo el trabajo realizado es completamente a mano, el proceso de fabricación incluye desde el tratamiento de la lana de borrego, posteriormente el tensado en la tejedora requiere de tiempo, dedicación y esfuerzo.
Los colores plasmados en sus diseños son de origen orgánico, mediante la ebullición de plantas, flores y hierbas provenientes del campo y zonas boscosas, se obtiene un destilado para la aplicación de textura, luego de un proceso de secado, se obtienen artículos donde la carta de presentación es la autenticidad, originalidad y elegancia.
Invitamos a todas las personas para visitar los puestos de los artesanos en la explanada del mercado municipal, aquí encontraran diversos diseños, colores y tamaños de artículos, los precios son accesibles para todos los bolsillos, desde 120 a mil pesos dependiendo el artículo, finalizó la artesana.